Ir a contenido

Estrategia en el entorno virtual

'Fake news', una de las nuevas formas de machismo

Gemma Altell

Las noticias falsas en internet intentan sistemáticamente desprestigiar el feminismo como movimiento y su razón de ser

Recientemente el Consell Audiovisual de Catalunya (CAC)  ha presentado dos informes sobre las 'fake news' –las noticias falsas que se difunden- en internet. En este caso uno sobre cuestiones relacionadas con el género y otro sobre violencias machistas. El análisis presentado constata, una vez más, la clásica frase "una mentira mil veces repetida se convierte en una verdad".

El feminismo está de moda, como ya hemos comentado otras veces. Afortunadamente se habla y ello permite sensibilizar a la ciudadanía sobre los derechos de las mujeres y la igualdad en ámbitos en los que antes era muy difícil. La cara oscura de esta mayor visibilización es los anticuerpos que despierta. Las 'fake news', en este sentido, son una de las formas más recientes de mostrar esta propiedad camaleónica del machismo por el cual, cada época histórica en la que el feminismo ha podido avanzar un poco (han sido llamadas 'olas'), ha habido expresiones reaccionarias, machistas y virulentas intentando parar ese avance.

Creación de un estado de opinión

En este caso, las 'fake news' intentan sistemáticamente desprestigiar el feminismo como movimiento y su razón de ser unas veces falseando o distorsionando noticias reales, otras dando voz a noticias falsas y por último ilustrando contenidos machistas. En lo que se refiere a las políticas de género nos encontramos con noticias que pretenden ridiculizar y desvirtuar iniciativas como esta: "La Junta de Andalucía regalará la matrícula universitaria a las mujeres que denuncien a un hombre por violencia machista". Noticias de este tipo, formuladas así, intentan crear un estado de opinión en relación a la supuesta injusticia hacia las mujeres que no sufren violencia machista. En realidad esta medida pretende por un lado facilitar salidas y mejoras vitales a las mujeres que viven situaciones de violencia machista y, además, reconocer la situación de vulnerabilidad económica en la que se encuentran muchas mujeres cuando consiguen separarse de una pareja que las agrede.

Otras noticias falsas sobre violencias machistas sobredimensionan las llamadas denuncias falsas por parte de mujeres en casos de violencia o argumentan el importante porcentaje de hombres asesinados a manos de sus mujeres. Son dos de los casos típicos y recurrentes que pretenden borrar la concepción estructural de la problemática con una raíz machista y patriarcal de la violencia contra las mujeres para convertirla en un problema individual o, incluso, una estrategia orquestada por lo que algunos sectores altamente machistas llaman "la ideología de género". Pretendiendo convertir a la víctima en verdugo.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Nos encontramos, pues, ante una nueva victimización de las mujeres. Que no se queda solo en las mentiras sino, tal como relata el informe, este 'machismo' 2.0 presenta incluso muestras de cómo "hay que agredir a las mujeres para vivir en un hogar de orden". Algunos videos son estremecedores. Esta cuestión abre un nuevo pero a la vez clásico debate sobre la libertad de expresión y la inducción al odio y a la violencia. Sin poder profundizar sí que vale la pena como mínimo preguntarnos:¿cuáles son los criterios de “censura” o bien de limitación de presencia en internet?, ¿en base a que ideología se establecen?, ¿no observamos una vulneración de derechos y apología de la violencia en las webs que explican cómo “someter” a las mujeres? Parece evidente pues que no se aplica una mirada feminista tampoco en estos criterios y, una vez más, quizá sin voluntariedad, normalizamos –en pro de una libertad de expresión malentendida- la violencia contra las mujeres.

Los mismos déficits, prejuicios y desigualdades

Muy lejos de ser una detractora de los entornos virtuales, creo que hace falta encontrar estrategias para desmontar la impunidad con la que se puede dañar y sugerir dañar a las personas en la red y, especialmente a las mujeres. Internet es un reflejo de la sociedad en la que vivimos, donde encontramos los mismos déficits, prejuicios y desigualdades.

Es una gran noticia que el CAC produzca este tipo de informes que aporten luz al impacto de estas 'fake news' en un momento donde el bombardeo mediático y la falta de objetividad están tan vigentes. No obstante, la mirada de género que se aplique en su elaboración debe estar también limpia de prejuicios y no alimenar mitos. Así pues me pregunto: ¿En Catalunya no se producen 'fake news' sobre violencia machista? ¿Siempre están producidas en entornos de bajo nivel socioeconómico o en países islámicos o latinoamericanos? Desgraciadamente el machismo y sus múltiples formas son universales. Es importante reflexionar sobre cómo buscamos para descubrir lo que encontramos. Es así como podremos transformar.

0 Comentarios
cargando