Ir a contenido

Al contrataque

Primer balance provisional

Antonio Franco

Sin un nuevo espíritu de juego limpio y renuncia a los partidismos no hay futuro

Recapitulemos lo jurídico. Políticos del 'procés': cometisteis un error dramático el 6 y 7 de septiembre de 2017. Además de error fue técnicamente un delito, por lo que debéis responder de ello. Los procesamientos por vulnerar la Constitución y el Estatut son procedentes. La justicia actúa contra una actuación ilegal no por vuestras convicciones (como no lo hizo, por ejemplo, contra Carod Rovira o Heribert Barrera), aunque hayáis construido con éxito un relato falso sobre este tema. Tenéis derecho a un juicio justo y a que se delimite si además de una rebelión impulsasteis algún tipo de violencias; las instancias internacionales deben estar atentas a ello.

Recapitulemos lo político. Independientemente del plano jurídico efectuasteis una agresión política: vulnerasteis la regla democrática de la mayoría. Sin respaldo de la mayoría absoluta actuasteis como si la tuvieseis. Vosotros y vuestros cómplices  -juristas, entidades, periodistas, gente de la calle- sois éticamente culpables de esto, lo paguéis o no en las urnas. Las agresiones políticas frecuentemente solo tienen ese  castigo, aunque queda para vosotros, si sois decentes, reconocerlas, uno a uno, ante vuestras propias conciencias, como ofensas al conjunto de  los ciudadanos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Las consecuencias de lo de septiembre y octubre van más allá de la fractura social. La principal es la parálisis degradante de la autonomía. Os son atribuibles. Algunas también tendrán repercusiones judiciales, como los alborotos de quienes dicen defender la independencia inexistente que les anunciasteis. Después de vuestras llamadas a una desobediencia popular desafiante y activa han actuado los Comités de Defensa de la República (CDR) con sus coacciones. No piden precisamente por favor que no se circule en tren o por carretera, que no se paguen los peajes, e incendian contenedores. Políticos del 'procés': la justicia debe sustanciar asimismo si sois ajenos a esto.

Encarcelamientos abusivos

Catalunya solo puede salir de la actual espiral de descomposición con realismo, regresando con lealtad al autogobierno estatutario que suscribe la mayoría de su población y trabajando sin resignación a favor de cambios constitucionales. Son cuestiones esencialmente nuestras, aunque España también sea culpable (políticamente, moralmente, y de decisiones jurídicas quizá ilícitas como los encarcelamientos preventivos abusivos). Pero lo primero, lo urgente, es que utilicemos la fuerza de la identidad nacional para volver a respetarnos y dejar de hacer el ridículo. Que, por poner un ejemplo, nunca más la responsable del Institut de Seguretat Pública de Catalunya traslade personalmente en su coche urnas para un referéndum ilegal. Sin un nuevo espíritu de juego limpio y renuncia a los partidismos no hay futuro. O hay un previsiblemente largo futuro muy imperfecto, doliente, conflictivo y tremendamente injusto para los ciudadanos.

0 Comentarios
cargando