Ir a contenido

La memoria

La memoria es nuestra mejor herramienta para resolver viejas situaciones con rapidez, poco esfuerzo y una alta garantía de éxito

Si bien resulta cierto que los seres humanos destacamos por nuestra capacidad de pensar, en realidad no se nos da muy bien.

Observemos cuánto cuesta obtener la solución a una simple multiplicación: 8 por 249. Si el lector se entretiene a resolverla, apreciará que una simple calculadora de tres euros puede hacerlo mucho más rápido y sin errar. Nuestro cerebro es lento y con frecuencia se equivoca. Por cierto, la solución es 1.992, como el año de los Juegos Olímpicos de Barcelona. 

Por supuesto, la capacidad de pensar es un gran hito evolutivo de nuestro cerebro. Gracias a él nos hemos convertido en la especie dominante del planeta. Pensar nos permite afrontar nuevas situaciones con más o menos éxito.

Pero no somos un portento pensando: pensar resulta costoso, lleva tiempo y no siempre nos conduce a conclusiones acertadas. ¿Cuántas veces el lector se ha enfrentado a una situación nueva (un encontronazo con un desconocido, por ejemplo) y unos minutos después se le han ocurrido formas mucho mejores de haberla resuelto?

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Por suerte, el raciocinio tiene un gran aliado: la memoria. La memoria humana es otro hito evolutivo de nuestro cerebro y lo cierto es que se nos da mucho mejor. Recordar es una forma mucho más sencilla, rápida y efectiva de resolver un problema. Si pregunto al lector de nuevo cuánto son 8 multiplicado por 249, notará lo que trato de decir.

Sin duda, la forma más eficaz de resolver un problema es haberlo resuelto ya. Puede que sea por eso que nuestra memoria dé prioridad a las cosas sobre las que más pensamos. Si pensamos mucho en algo es que debe ser importante y lo más oportuno será recordarlo para responder rápida y eficazmente la próxima vez. 

El raciocinio se convierte en nuestra mejor herramienta para resolver nuevas situaciones o viejas situaciones de nuevas formas, pero conlleva tiempo, esfuerzo y riesgo. La memoria es, por lo tanto, nuestra mejor herramienta para resolver viejas situaciones con rapidez, poco esfuerzo y una alta garantía de éxito. 

0 Comentarios
cargando