Ir a contenido

IDEAS

Todo catalán que sepa declamar lo de la gallina xica tica debería añadir al repertorio memorístico la descripción del pedo de falsa monja que localizará en lo alto de la página 192 de la novela Què! Estampes d'un dependent filòsof!, de Mi(què!)l de Palol, publicada, con riesgo evidente de transgresión de todos los códigos, por Angle Editorial. Si el lector en cuestión va a por nota puede añadir las desconsideraciones sobre la catalanidad de la página 160. Y si no queda lo bastante cabreado, puede buscar otras todavía más sangrientas, que las va a encontrar.

El lector que se 
tiene por elevado se va a ver retado por Miquel de Palol en la novela 'Què! Estampes d'un dependent filòsof'

Para destrozar el entorno inmediato quizás no haya que ser un genio, pero para coronar con éxito el auténtico propósito del libro, descuartizar el esfuerzo civilizador de la historia universal empezando por lo más sagrado, que son las naciones y las religiones, hay que estar a la altura intelectual y erudita, pero en la otra cara de la moneda literaria bienpensante de una Marguerite Yourcenar. En efecto, el no-antihéroe narrador y protagonista de esta muy verosímil y fantástica aventura, misántropo-romántico-barroco, humorista hasta las últimas consecuencias, enciende un ensordecedor no parar de fuegos artificiales cargados con la menos inocua de las pólvoras, que en vez de explotar en el cielo detonan en el tímpano del desconcertado lector.

Dudo mucho, en fin, de que el país así vilipendiado, y honrado por elevación a escala universal, disponga de algún espécimen con oficio de crítico o de profesor universitario, no digamos una revista o suplemento cultural, capaz de producir un estudio mínimamente solvente sobre la subversiva lógica geométrica paloliana, aquí de caballo de ajedrez. Es el problema de las estrecheces individuales y colectivas de pecho, que con las cintas analíticas tan cortas ensalzan la mediocridad porque sólo dan para perímetros escuálidos.

También el dilema del lector que se tiene por elevado, que se va a encontrar sometido al bombardeo descrito y así retado a rechazar por excesivo a un autor que lo torna diminutivo.

Temas: Novela Libros

0 Comentarios
cargando