Ir a contenido

AL CONTRATAQUE

Podredumbre

Clara Usón

España ya no es un Estado de derecho, la separación de poderes no existe y estamos a merced del partido político más corrupto de Europa

Al rey Juan Carlos le hicieron un flaco favor al poner su nombre a la universidad más corrupta y disfuncional de España, conocida no por su excelencia pedagógica y científica sino por un rosario de escándalos que no tienen fin: plagios, nombramientos a dedo, tratos de favor y ahora, por último, un asunto muy turbio, plagado de irregularidades, y quizá, falsificaciones, que concierne a la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y a un máster del que sin duda se arrepiente.

La penetración del PP en esa universidad que se supone pública es bochornosa, y no es sino un ejemplo más de la devastación y la podredumbre de las instituciones del Estado que ha propiciado el partido en el Gobierno. Hay fiscales que actúan como abogados defensores del PP, negándose a investigar una destrucción de pruebas, o la identidad del M.Rajoy de los papeles de Bárcenas, o pidiendo la exculpación de la senadora Barreiros, con el único fin de posibilitar el apoyo de Ciudadanos a los presupuestos; es lamentable que altos funcionarios públicos, que deberían estar comprometidos con la justicia y con los intereses de los ciudadanos, no hagan sino poner trabas a la actuación de la primera y menospreciar los derechos de los segundos, en beneficio exclusivo del PP. España ya no es un Estado de derecho, la separación de poderes no existe y estamos a merced del partido político más corrupto de Europa. 

¿A qué esperan para hacer una moción de censura, aunque sea con el único fin de convocar elecciones y echar a Rajoy?

El conflicto de Catalunya, que es político, por dejación e incuria de Rajoy está en manos del juez Llarena, un hombre muy conservador -la politización de la justicia comporta que los jueces que acceden a los altos tribunales sean de la línea del Gobierno-, y quien a golpe de órdenes de cárcel no hace sino imposibilitar toda vía de solución.

¿Y la oposición?

Es previsible que dentro de un tiempo los tribunales de Estrasburgo declaren la nulidad de las prisiones preventivas acordadas por Llarena, con base en una interpretación muy discutible del delito de rebelión y de la prisión provisional, pero para entonces el mal ya estará hecho. Mientras Rajoy siga en el poder, el problema de Catalunya nunca se resolverá, entre otros motivos, porque en tanto los responsables del desastre del Procés puedan esgrimir las injustas prisiones no se avendrán a reconocer que la vía unilateral ha sido un fracaso. 

 ¿Y qué hace la oposición? Pedro Sánchez está desaparecido; Pablo Iglesias, el líder de Podemos, partido anticapitalista, anda muy ocupado con asuntos de márketing y  'branding'; a Rivera lo que más le preocupa es la prisión permanente revisable, de la que hasta hace unas semanas abominaba. ¿A qué esperan para hacer una moción de censura, aunque sea con el único fin de convocar elecciones y echar a Rajoy? ¿Son conscientes de su responsabilidad? ¿Para qué les hemos votado?

0 Comentarios
cargando