Ir a contenido

EL DEBATE SOBRE EL HUSO HORARIO

CAMBIO DE HORA. Un reloj-despertador, en una mesilla de noche.

Horario de verano 'for ever'

Xavier Bru de Sala

Si alguna ventaja tuvieron los cambios de hora ya han desaparecido y ahora, todo son inconvenientes, empezando por los trastornos de los ciclos vitales

Contra muy obtusas reticencias, avanza la idea de suprimir los cambios de hora. Si alguna ventaja tuvieron -nadie demostró jamás el ahorro energético- ya han desaparecido. Ahora, todo son inconvenientes, empezando por los trastornos de los ciclos vitales. Es probable que pronto se decida suprimir el cambio de hora, como recomienda por amplísima mayoría el Parlamento Europeo.

Vamos al grano: suponiendo que finalicen los cambios, ¿con qué hora nos quedamos? Existen cuatro posibilidades. A, el horario de verano actual for ever. B, el horario de invierno siempre. C, horario fijo de verano según Greenwich. C, horario de invierno de Greenwich. 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Que cada una de las cuatro posibilidades es peor que la otra se demuestra con una sencilla simulación. Tomemos Barcelona. Según A, por San Juan (día más largo) el sol sale a las 06.18 y se pone a las 21.28, como ahora; en cambio, alrededor de Navidad (día más corto) saldría a las 09.14 y se pondría a las 18. 25, una hora menos de luz por la mañana y de más por la tarde. Según B, por San Juan el sol saldría a las 05.18 y se ocultaría a las 20. 28 (mal negocio). Y en Navidad a las 08.14 y las 17.25 como ahora.

Unificar horarios

Ahora vemos qué pasaría si en vez del huso horario europeo nos trasladáramos al horario de Greenwich, como Canarias o Portugal. Según la opción C, por San Juan el sol saldría a las 05.18 para ponerse las 20.28 y en Navidad saldría a las 08.14 y se pondría a las 17.25, como ahora. Finalmente, con la opción D, invierno de Greenwich todo el año, el sol saldría a las 04.18 y se ocultaría a las 19.28 por San Juan y en Navidad asomaría a las 07.14 y se pondría a las 16.25.

En un referéndum, ganaría de largo el horario A, el del verano 'for ever'. Para tener un solo voto, los partidarios de Greenwich deberían convencer a la gente normal de que en verano debe amanecer antes de las cuatro o las cinco de la madrugada y ponerse el sol a media tarde. Si hicieran los cálculos reales se volverían normales. Sea como sea, lo tienen crudo. Por el 'Brexit' y porque el Parlamento Europeo recomienda unificar horarios en toda la Unión.

0 Comentarios
cargando