Ir a contenido

LA RUEDA

El traidor en el sótano

Jordi Puntí

La fuerza de una literatura se mide también por la aceptación de sus experimentos

La fuerza muscular de una literatura, y de sus lectores, se mide también por la aceptación de sus experimentos y rarezas editoriales, y estos días llegan a las librerías dos muestras de este atrevimiento marginal. Desde Males Herbes publican El fantasma de l’oportunitat, de William S. Burroughs, las peripecias noveladas de una figura real, el capitán James Mission, un pirata que en el siglo XVII fundó una comunidad utópica en la isla de Madagascar. Y en el mismo volumen, la recreación de Burroughs dialoga con un texto del 1717, atribuido a Daniel Defoe, que es una aproximación biográfica a las hazañas del capitán.

Esta libertad conceptual planea también sobre un libro bilingüe publicado por la editorial Hurtado & Ortega, el volumen El fill del corrector | Arre, arre, corrector, que firman Adrià Pujol Cruells y Rubén Martín Giráldez. Estamos ante un libro que, en realidad, son dos. O tres. En el texto central, Adrià Pujol parte de una información familiar –su padre fue corrector de varios libros de Josep Pla y, en especial, de El quadern gris– para reflexionar sobre su condición de escritor, los tópicos heredados como narrador ampurdanés (y, por tanto, supuesto heredero de Pla) y las ilusiones y decepciones que recoge cuando se adentra en la feria de las vanidades literarias.

Cotejada junto a este texto aparece también la traducción al castellano, hecha por Rubén Martín Giráldez, y sus notas a pie de página abren una obra paralela. En este «sótano del libro», tal como lo define Pujol, leemos los comentarios del traductor, con apreciaciones de matiz lingüístico, juegos verbales o incluso opiniones críticas, que a su vez son replicadas por el autor. Se establece así un diálogo que, gracias a un diseño tipográfico prodigioso, divierte y enseña y da mucho juego.

Se habla de la traducción como género literario por sí mismo; hay ataques de erudición poco contenida; se lee una defensa de la contaminación entre lenguas, con ejemplos prácticos, y a ratos la complicidad entre autor y traductor incluso hace crecer un debate sobre el procés independentista, en clave de identidad y lengua. Búsquenlo. Se aprovecha todo. 
 

0 Comentarios
cargando