Ir a contenido

EDITORIAL

La linea de tranvía T6 que pasa por la rambla de la Mina.

JOSEP GARCIA

Un tranvía en busca de consenso

Colau y Bosch han demostrado tener altura de miras al posponer la votación para explorar un acuerdo

Apelando a la inconveniencia de «escenificar peleas» en un día marcado por las decisiones del Tribunal Supremo, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha retirado 'in extremis' del orden del día del plenario la extensión del tranvía desde Glòries hasta Verdaguer. Que el principal apoyo que obtuviera Colau fuera el de Alfred Bosch (ERC) indica que, más allá de los vaivenes judiciales del 'procés', existía un acuerdo entre ambos:  ganar tiempo para la negociación.

El aplazamiento de la votación constituye una buena noticia para quienes defienden la necesidad de impulsar en el medio plazo la unión del tranvía entre Glòries y Francesc Macià, una infraestructura clave para la movilidad en el área metropolitana de Barcelona y para la lucha contra la contaminación. A poco más de un año de las elecciones municipales, no sería de recibo que este proyecto se frustrase por los intereses de los partidos en liza; ni por el afán de colgarse medallas ante los votantes, ni por el de impedir que otros lo hagan.

Colau y Bosch han demostrado tener, en este asunto, altura de miras. Hay en marcha conversaciones entre el gobierno municipal y Esquerra, en busca de un pacto sobre aspectos técnicos y económicos que permita la aprobación en el pleno antes del verano y a renglón seguido activar la licitación. Una obra tan capital como el tranvía no solo requiere de consenso aritmético en el pleno; también de un amplio acuerdo político que vaya más allá de las citas electorales.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.