Ir a contenido

Aniversario bélico

Blair, Bush y Aznar, en el aeropuerto de la isla de Terceira, en las Azores, antes de la cumbre donde se decidió la invasión de Irak, el 16 de marzo del 2003.

REUTERS / HARRY PAGE

Irak: un experimento muy caro

Pere Vilanova

Quince años después de la 'guerra de Bush' aún quedan muchas preguntas abiertas

A 15 años vista, intentar hacer un balance de aquella 'guerra de Bush' parece fácil pero no lo es, porque subsisten muchas preguntas y dilemas. Certezas, algunas. Entre otras, el 'trío de las Azores' en realidad era un cuarteto, porque el que tomó la foto era el primer ministro de Portugal Durao Barroso, y los cuatro han salido indemnes de su responsabilidad en una guerra manifiestamente ilegal. No es solo que no tuviera el soporte favorable de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. Es que tenía una en contra, concretamente la 1441 del Consejo de Seguridad de noviembre del 2002.  Durao Barroso incluso fue premiado por una Unión Europea que no pasaba por sus mejores días de firmeza colectiva, y llegó a presidente de la Comisión Europea.

Las mentiras en torno a aquella decisión han sido repetidamente confirmadas. No había armas de destrucción masiva, no había conexión alguna entre Sadam Husein y Al Qaeda (al contrario, Al Qaeda consideraba a Sadam en la primera línea de gobernantes árabes a destruir).  Fue aquella guerra la que llevó al fundamentalismo islamista a territorio iraquí, sobre todo a partir del momento en que las instituciones (gobierno, parlamento y otras) pasaronn a estar gobernadas por los shiís.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

¿Se trataba solo del petróleo? En buena parte, por supuesto, pero había otras razones de geopolítica por parte de EEUU, y eran de peso. Por un lado, nada menos que 'redibujar' el mapa de Oriente Próximo, modificando incluso varios de sus gobiernos, por otro lado extender la hegemonía militar hasta vincular una supuesta victoria militar en Irak con otra guerra en curso (iniciada a finales del 2001) en Afganistán. Y, sobre todo, ensayar a gran escala un experimento que habrá salido muy caro, que podemos llamar 'ingeniería constitucional', y que consiste en hacer 'import-export' de modelos institucionales 'manu militari'. Al final, el balance está a la vista.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.