Ir a contenido

MIRADOR

La manifestación de este domingo, lejos de ser unitaria, es de confrontación

Por primera vez la convocatoria de una manifestación independentista no lleva la firma de las dos entidades que han ido del brazo en el liderazgo social del 'procés'. La de este domingo solo la convoca el ANC. Òmnium se ha abstenido de ventilar sus motivos para no añadir leña al fuego. Pero la discrepancia es flagrante. El silencio, elocuente. La ruptura, sangrienta. La Junta de Òmnium comparte con ERC la estrategia de la apertura del independentismo a fin de ampliar la base. La de la ANC, en cambio, se mantiene fiel a Carles Puigdemont y la CUP. Por si el lema "República ahora" no fuera lo bastante explícito, se especifica: "Mantenemos la misma posición desde el 31 de octubre: hay que restituir al Govern legítimo y hacer valer la declaración de independencia".

El artículo de Oriol Junqueras y Marta Rovira dado a conocer el viernes va incluso más allá que el de Joan Tardà publicado en EL PERIÓDICO. Los independentistas que no comparten el veredicto de la vuelta a la casilla de salida y el cambio de rumbo son calificados por los dos líderes republicanos de querer ser una "minoría ruidosa". La unidad de ERC, remachada este viernes, solo puede interpretarse de una manera. La manifestación de este domingo, lejos de ser unitaria, es de confrontación y servirá para medir el perímetro de la "minoría ruidosa" y la capacidad de convocatoria del puigdemontismo aliado con la CUP.

Los del bloque realista cruzan los dedos a hurtadillas. Tal vez no esperan que pinche pero sí que el passeig Colom no acabe de llenarse. ¿Desbordará como quisiera Puigdemont? No van a ir los soberanistas que han acompañado el 'procés' y se han adherido al independentismo por considerarlo la única palanca de cambio, y a saber si aún lo consideran igual. Pero no faltará ni un partidario de repetir elecciones. El mismo Puigdemont equipara la situación catalana en caso de nuevos comicios a la española. Un año con Gobierno provisional y no pasó nada. Anatema contra el 155 pero que dure. Ya se pueden confitar la autonomía. Este es el sentido de la manifestación. De Jordi Sànchez ni se habla. No se trata de la libertad de los presos sino del incremento de las represalias como detonante. "República ahora".

Despistados y fariseos

¿Cuántos independentistas adscritos al pragmatismo se acercarán hoy al passeig Colom? Los despistados, que pueden ser pocos o muchos pero quizá no sean tantos. También los fariseos. Los que pretenden levantar el 155 saben que la repetición de elecciones depende en buena medida del éxito de los radicales. Más allá de un representante de cortesía para cubrir el expediente, la cúpula de ERC no debería participar, si no es que con una mano pretende abonar el realismo y con la otra alimentar la confusión.

¿Qué va a hacer el PDECat? El que fue presidente de la ANC es el número dos de Puigdemont, candidato encarcelado e imposibilitado para sucederle. ¿Se alineará Marta Pascal con la CUP y Puigdemont para dejar a ERC la exclusiva del realismo? ¿Quién necesita más el fracaso de una manifestación para justificar el final de las movilizaciones de masas?

0 Comentarios
cargando