Pequeño observatorio

El viajero que fabrica pasados

Aquel turista vio el campo del Barça pero ignoraba la existencia de Gaudí

1
Se lee en minutos
Barcelona lidera en rendibilidad anual, aunque sufre especialmente en el útlimo trimestre del año.

Barcelona lidera en rendibilidad anual, aunque sufre especialmente en el útlimo trimestre del año. / JOSEP GARCIA (El Periódico)

He encontrado muy interesante el artículo que Care Santos publicó en este diario titulado 'La vida exprés'. Explicaba que en un viaje por Castilla conoció a un alemán que estaba de vacaciones por España. Llevaba una maleta enorme y una libreta donde iba apuntando las ciudades que visitaba. Había pasado por Madrid, Sevilla, Málaga, Tarragona, Salamanca, Toledo y aún quería visitar Santiago y Oviedo, entre otras ciudades. "Es mi manera de viajar. Un buen hotel, solo unas horas en cada lugar y hacia el siguiente". Vio el campo del Barça pero ignoraba la existencia de Gaudí.

Quiero felicitar Care Santos por su observación: "Todo va deprisa, es lo que queremos: platos rápidos, emociones rápidas, métodos de idiomas rápidos, consultar las redes... Quizá la nostalgia también es rápida".

He pensado, inevitablemente, en mis viajes a pie, tan lentos, tanto tiempo vivido entre la salida de un pequeño pueblo y la llegada a otro pequeño pueblo. Unos espacios y unos tiempos no programables. No sé si el cerebro está programado para capturar todos los pequeños espacios y los breves momentos que se multiplican de manera tan rápida.

Sería una pretensión excesiva, quizá, hacernos una pregunta sobre la duración de los recuerdos. Hay quien vive del pasado, quien vive intensamente del presente y quien vive esperando la llegada del futuro.

En una obra de Goethe se puede leer que el presente es una poderosa divinidad. No me atrevo discutirlo, a condición de que se me acepte que también podría ser una divinidad el futuro, que nos llega cargado de promesas animadoras y de tristes negativas. Del pasado es arriesgado hablar.

Noticias relacionadas

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El turista alemán que solo está un día en cada lugar no sé si es capaz de conservar el pasado. Me atrevería a decir: los pasados, los diversos momentos que, sumados, van construyendo eso que llamamos vida".