Ir a contenido

Los desafíos de una vida saludable

¿Por qué la salud pública?

¿Por qué la salud pública?

Carme Borrell

Pese a su importancia, el presupuesto no llega al 2% del total invertido en salud

A menudo se confunde atención sanitaria pública con salud pública. La primera tiene que ver con la atención individualizada que reciben las persones de los servicios sanitarios públicos para curar o paliar la enfermedad. La salud pública se ha definido como "el conjunto organizado de actuaciones de los poderes públicos y de la sociedad para proteger y promover la salud de las personas, prevenir la enfermedad y cuidar de la vigilancia de la salud". Por lo tanto, el foco de la salud pública es la salud de la población, que está determinada por factores sociales, económicos y políticos que influyen sobre las condiciones de vida y trabajo de las personas, lo que llamamos determinantes sociales de la salud.

Geoffrey Rose (1926-1993), un epidemiólogo inglés, mostró cómo las causas de la enfermedad en la población son diferentes de las causas de la enfermedad en las personas. Estudió la distribución de la presión arterial en diferentes poblaciones y comparó los nómadas kenianos y los funcionarios de Londres para ayudar a entender por qué unas poblaciones enferman y otros no, ya que los nómadas kenianos tienen cifras de presión arterial más bajas.

Uno de sus ejemplos era la prevención de la enfermedad cardiovascular incidiendo en la presión arterial alta: la estrategia individual es tratar a las personas hipertensas de alto riesgo, mientras que la estrategia poblacional es prevenir la hipertensión en toda la comunidad. Así, una medida a gran escala, como la reducción de la sal en los alimentos manufacturados, puede derivar en una disminución de los niveles de presión arterial en toda la población y, por tanto, impactaría sobre un número mucho mayor de personas.

Los servicios de salud pública incluyen un conjunto de actividades diversas. En primer lugar, la 'Vigilancia de la salud y el bienestar', que permite obtener información para fijar las necesidades de salud de la población, para evaluar el impacto en la salud de políticas diversas, y para la planificación de los servicios sanitarios. Es esencial que los responsables políticos tengan una imagen fiable y clara de cómo se distribuye la salud en una determinada población.

La salud de Barcelona

La ciudad de Barcelona tiene una trayectoria muy dilatada en salud pública. Los sistemas de información de salud de la ciudad ofrecen indicadores cada vez por áreas más pequeñas, lo que permite tener muchos detalles de la salud en la ciudad y en sus barrios. Este conocimiento se plasma especialmente en el 'Informe de Salud' que se presenta al Pleno del Ayuntamiento desde hace 34 años, con información del estado de salud de la población y las desigualdades que inciden en él. Esta información es primordial para poder planificar políticas de salud que llegarán finalmente a los planes de salud y a los diferentes planes de ciudad.

Podemos ver cómo la vigilancia de la salud opera también en el control y seguimiento de enfermedades transmisibles y no transmisibles. Un ejemplo es el trabajo en tuberculosis, infección que no ha parado de descender en los últimos 20 años debido al buen control y seguimiento; o el control de brotes como los de legionelosis o los de asma causados ​​por la soja descargada en el puerto.

Una segunda gran área de prestación de políticas de salud pública se refiere a la 'Protección de la salud', que se basa en proteger el medio en que vivimos, tanto los factores ambientales como los alimentos. Está bien descrito cómo aspectos relacionados con el medio -la calidad del aire, del agua de bebida, el ruido o la calidad de los alimentos-  afectan a la salud de las personas. También, y en tercer lugar, la 'Promoción de la salud', teniendo en cuenta los determinantes sociales de la salud. La promoción de la salud debe fomentar unas condiciones que permitan tener una vida saludable.

Entornos saludables

Un ejemplo puede ser la promoción de los entornos saludables con iniciativas como 'Barcelona Salud en los Barrios' que busca disminuir las desigualdades en salud en la ciudad a través de la implantación de programas de salud comunitaria en los barrios más desfavorecidos. Y, por último, un capítulo que podemos llamar la 'Prevención de la enfermedad', con estrategias como las vacunaciones o los cribados de algunos cánceres que permiten detectar patologías en un estadio precoz.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Pero, a pesar de la importancia de la salud pública y su rendimiento en la disminución de enfermedades y ganancias en salud a muy bajo coste, el presupuesto público destinado a esta área es inferior a un 2% del total del dinero dedicado a salud por cualquiera de las comunidades autónomas. Es importante que los gobiernos sean conscientes de ello, con el fin de aumentar los fondos y recursos para salud pública, como ya se está haciendo en Barcelona.

0 Comentarios
cargando