Ir a contenido

IDEAS

Nuevas noticias de Gurb (y su himno de España)

Nuevas noticias de Gurb (y su himno de España)

Miqui Otero

Día 10.

11.30. Han pasado cinco meses desde mi último aterrizaje. Lugar: 61º (IIB) 28476394783639473937493153. Denominación local del lugar: barrio de Sant Antoni. Desde la última vez que busqué a Gurb por aquí, parece que a esta ciudad le hayan cambiado la medicación. 1991: euforia olímpica, seres abducidos. 2018: cuando un butanero golpea una bombona creo que cientos de vecinos van a salir al balcón con cacerolas.

11.45. Cierro los ojos, oigo ruedecitas de maletas de individuos no locales (pero terrícolas, alguno lleva riñonera) y casi imagino el mar. Busco churros en la parada de 'Urgell cantonada Borrrell'. No existe. Nunca existió: las dos calles no se cruzan. Me gustaban los churros. Suspiro. Eructo. Sin noticias de Gurb.

11.50. Como seguimos viajando bajo forma acorpórea (inteligencia pura-factor analítico 4800), he adoptado diversas apariencias para pasear por Barcelona. Objetivo: no llamar la atención de la fauna local. Primero, la de un ser llamado El pequeño Nicolás (mal). Luego, la de un tal Cristiano Ronaldo (muy mal). Hace dos semanas, la de Carles Puigdemont (peligro). Ayer, de Alfred Rodríguez Picó. Hoy, de Pilar Rahola. Recuerdo cuando consulté el Catálogo Astral Terrestre Indicativo de Formas Asimilables (CATIFA) y elegí para Gurb la apariencia del ser humano denominado Marta Sánchez. Pésima decisión.

12.45. Leo "Prohibido hablar de La Cosa" en un cartelito detrás de la barra del Bar Ramón. Creo que La Cosa podría ser Gurb. Vengo cada día a comer dos champiñones con queso. Hojeo el 'Sport'. Descabezo un sueñecito. Cuando despierto, lo veo en el televisor. Primera noticia de Gurb.

13.45. Gurb, bajo la forma de Marta Sánchez, ha inventado una letra para la 'Marcha Real' que usan en este rincón de sistema solar como himno. Sofisticación melódica, nula. Calidad lírica, P-5. "Vuelvo a casa, a mi amada tierra, la que vio nacer mi corazón aquí". ¿Acaso anuncia su regreso a nuestro planeta? "Pero no olvides que sin ti no sé vivir". ¿Me desliza una indirecta? "Rojo, amarillo, colores que brillan en mi corazón y no pido perdón" ¿Cómo ha rimado 'corazón' con 'perdón'? ¿Quién le pide que lo pida? ¿Por qué pronuncia las 't' como 'ch' y las 'v' labiodentales? ¿Es una señal?

13.50. No salgo de mi asombro. David, el dueño del bar, me sirve un chupito de Ratafía. Me explica que ese himno no tiene letra. Que lo han intentado varios, pero nada. Me habla de "yunques y ruedas que cantan al compás". Y de que lo volvió a instaurar un tal Franco. Y de Joaquín Sabina. Y de la mejor versión, la más narrativa y escénica, entonada en los colegios: "Franco tenía el culo blanco". Me sirve otro Ratafía.

13.55. Le digo a Pilar, otra cliente, que Gurb lleva tiempo llamando la atención. Primero actuando en el Golfo Pérsico. Y publicando mi diario en formato libro, firmándolo como Eduardo Mendoza (quedó brillante, sin falsa modestia). Luego con aquella otra canción: "Soy yo, la que vive aquí. Soy yo, te lo digo a ti". A ti, con retintín. Me enseña el móvil: leo frases emocionadas de MR y Albert Rivera por la nueva letra.

14.02. Dentro de la nave. Motores en marcha. Propulsión convencional (ampliada). Abandono este planeta. Me sabe mal alejarme del Bar Ramón, pero no de este lugar. Pienso que Gurb lo ha logrado: ¿qué pensarían si se enteraran de que le ha puesto letra al himno de su imperio una criatura que no estudió en colegio Veritas de Somosaguas ni creció en La Moraleja, sino que vino de otro planeta? ¿Que la firma, en realidad, un alienígena educado en Catalunya? ¿Y que probablemente lo ha hecho para reírse de mí y de todos?

0 Comentarios
cargando