Ir a contenido

ANÁLISIS

manchester city sergio aguero champions

Música para campeones

Iosu de la Torre

Un fanático de la música clásica elegirá a Mendelssohn como banda sonora de la batalla de la noche en el Bernabéu. Un moderno chingón, a Hidrogenesse y su 'Disfraz de tigre'. Los dos valen para que Zidane y Emery lo repasen palmo a palmo. Estos octavos de la Champions suenan tan épicos (falta el Chelsea-Barça) que un melómano como Guardiola debería pinchar la 'Marcha Radetzky' para saborear la goleada del City al Basilea y dejar para otra juerga esas canciones de Oasis que le sirven de arenga.

Cesan la música y el fútbol, se concluye que Guardiola es el mejor entrenador del mundo sin desmerecer  a colegas tan cercanos como Valverde, Zidane y también, por qué no, a Emery. Eso sí, al número uno de los banquillos le rogamos que nunca más elogie en la víspera al rival que acabará destrozando en el campo.

Clubs tan dispares como el Spórting de Gijón, el Watford o el Hamburgo sumaron piropos excesivos antes de caer ante las escuadras a las que el técnico del lazo amarillo elevó al cielo de Miguel Ángel.

Es el mejor. Nadie debería dudarlo. Ni siquiera Inés Arrimadas, antigua fan en época colegial y hoy arrepentida al verlo defender la causa independentista y denunciar lo injusto del encarcelamiento de los Jordis, Junqueras y Forn. 

La sabiduría futbolística del heredero más avanzado de Johan Cruyff se admira hoy en el City. Guardiola descubre futbolistas y los eleva la categoría del cromo más preciado. Habrá mucha gente que diga que lo tiene fácil con la inyección de millones que invierte el club. Se aconseja revisar los vídeos del magnífico De Bruyne, que huele a oro en las puertas del Mundial, o los de los goles que marcan Sterling y Agüero. Cómo ha crecido 'el Kun', que acaba de establecer una hazaña curiosa para los enfermos de la estadística: igualar, con 53 goles, la posición de Benzema y Del Piero como goleadores en Europa.

Que suene la 'Marcha Radetzky' en todos los estadios. O la de Obús y Barricada, la de Amaya, la de OT. Quizá así se domestiquen las fieras y se desvanecen los insultos desde la grada. Rock and Gol. 
 

0 Comentarios
cargando