Ir a contenido

Dos miradas

Salvados destapa una granja de cerdos de los horrores

No solo cerdos

Emma Riverola

Más allá de un animal con tumores, el cáncer de la explotación nos afecta a todos

Un cerdo con un inmenso tumor que le impide sentarse. Probablemente, esa es la imagen que más ha perdurado del impactante 'Salvados' dedicado al sector porcino. Pero la denuncia de Jordi Évole no se centraba únicamente en las deplorables condiciones de vida de los cerdos. Otra de las revelaciones hirientes del programa fue las ínfimas condiciones laborales de los trabajadores de los mataderos. Inmigrantes obligados a hacerse autónomos, con jornadas laborales extenuantes, sin vacaciones ni días de descanso. El sueldo, una miseria, un jornal de esclavitud. Curiosamente, la explotación laboral no ha tenido apenas eco en las redes. Quizá porque ya nada nos sorprende en este terreno. O quizá por algo peor.

Les vemos trabajando en los campos, en las cocinas, saliendo de talleres clandestinos... No sabemos lo que ganan ni cuántas horas dedican a trabajar. No, no sabemos. Aunque, en realidad, sí sabemos. Pero nos equivocamos si creemos que su acento o su color de piel son un muro que nos separa de ellos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Bruselas ha alertado de las condiciones en las que España está saliendo de la crisis. La tasa del paro duplica la media europea, con un 7% de desempleo de larga duración. Y, lo más preocupante, todos los estados miembros de la UE han registrado un incremento en los ingresos familiares en el 2017, excepto España, Austria, Grecia y Reino Unido. Más allá de un cerdo con tumores, el cáncer de la explotación nos afecta a todos.

0 Comentarios
cargando