Ir a contenido

Al contrataque

Carta a la ministra de Ganadería

Jordi Évole

Parece que usted prefiere ser la ministra del 'lobby' antes que la ministra de todos. Y ha optado por el camino más fácil y cobarde: mandar al matadero al mensajero

Te das cuenta de la capacidad de presionar que tiene un lobby cuando consigue que hasta una ministra haga suyas sus tesis. La semana pasada emitimos un programa sobre el sector cárnico. Y la ministra de Ganadería, Isabel García Tejerina, aun reconociendo que no vio el programa, declaró: “Ponían como una explotación lo que realmente es un centro, por lo que me han contado, donde a los animales enfermos se les separa precisamente para dar garantías a los consumidores”.

Sra. Ministra, ¿de dónde ha sacado usted que las imágenes que mostramos son de una zona con animales enfermos, separados del resto? Puede que lo haya sacado de la carta que el lobby del sector porcino le envió a usted antes de la emisión del programa pidiéndole que defendiera a la industria ante lo que ellos calificaban un ataque con hechos aislados, tergiversados o falsos.

O puede que usted, Sra. Ministra, sacara la idea del comunicado de la empresa que se negó a participar en Salvados. Allí nos acusaban, falsamente, de haber grabado el programa en “un área de recuperación sanitaria”, es decir, una zona destinada solo a animales enfermos. Curiosamente dicho comunicado se colgó en la red a las 22.04 del domingo y recogía unas declaraciones del director general de ganadería que aún no se habían ni emitido. ¿Cómo sabían lo que iba a decir?

Está usted equivocada

También puede ser que usted leyera uno de los seis periódicos (incluido este) que el martes publicaban un publirreportaje a toda página -página derecha, que es la cara- pagado por el lobby del sector porcino. No se preocupe, ministra. Usted no es la única que ha asumido como suya la versión del lobby porcino. El Gobierno de Murcia también hizo un comunicado apoyando al sector.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Sra. Ministra, sea cual sea su fuente, quiero decirle que está usted equivocada. Yo estuve allí, y le puedo decir que no se trata de un área de recuperación sanitaria, ni de una enfermería, ni de un spa para cerdos. Ya durante la preparación del programa, consultamos con varios veterinarios que aseguraban que, por el aspecto que presentaban aquellos animales, llevaban enfermos mucho tiempo y no eran recuperables. Junto con miembros de la ONG Igualdad Animal, recorrimos las dos naves de la granja y todos sus corrales. No había una zona concreta para animales enfermos. De hecho, los cerdos en aparente buen estado, convivían con los que ofrecían un aspecto repugnante.

La hemos invitado al programa, y mientras esperamos respuesta, que dudo que sea positiva, le expreso mi preocupación. Entiendo que usted quiera defender al sector. Lo que me sorprende es que nadie de la Administración haya abierto una investigación para saber qué sucede en esa granja. Ni qué sucede en los mataderos que tratan a sus trabajadores peor que al ganado. Parece que usted prefiere ser la ministra del lobby antes que la ministra de todos. Y ha optado por el camino más fácil y cobarde: mandar al matadero al mensajero.

Temas: Salvados

0 Comentarios
cargando