Ir a contenido

LA FINAL SOÑADA

Philippe Coutinho celebra el primer gol como culé, anoche, en Mestalla.

Messi, Iniesta, Suárez, Coutinho, pies de artistas

Emilio Pérez de Rozas

El Barça vuelve a demostrar, en Mestalla, que va camino de conquistar, de nuevo, el triplete

Las estrellas azulgranas dominaron, a placer, el ritmo del partido y ganaron cuando quisieron

“El dinero en el campo y no en el banco”. La profecía del enorme, del gran Johan Cruyff, vuelve a cobrar éxito. Es verdad, es cierto, que los directivos del Barça están muy preocupados por cómo se les ha disparado el global de lo que se gastan en sus jugadores, pero tiene que ser así. La única manera de seguir siendo grande, ganar y, sobre todo, continuar conquistando a los grandes patrocinadores, que quieren grandes imágenes y rostros únicos, es gastarse el dinero en los futbolistas. De ahí, la renovación eterna de Iniesta, o el contrato de por vida de Piqué, o la llegada de ese hombre que, desde anoche, ya empezó a ser rentable y que responde al bonito nombre brasileño de Coutinho. Y, por supuesto, esa fortuna, auténtica, única (incluso protesta CR7), que se le da a Leo Messi, el rey de reyes.

Pies para hacer soñar

Contaba ayer el doctor Víctor Alfaro, el podólogo del Real Madrid, en una curiosa entrevista en el diario ‘El Mundo’, que “tratar los pies de Cristiano Ronaldo es como restaurar un ‘picasso’”. Lo que significa, sin duda, que los pies de Messi son un Rembrant Harmenszoom o un Vincent van Gogh, digo yo, no sé. Y los de Suárez, que hizo la jugada de la ‘pulga’ para el gol definitivo de esta semifinal. Y los de Coutinho, pura orfebrería para una semifinal que empezó a ponerse de cara en la ida, no solo por el gol Suárez (a pase de Messi, claro), sino por la falta de pegada del Valencia.

Decía Alfaro que el pie está integrado por 28 huesos, 33 articulaciones y cien tendones. “Es una pieza perfecta, más avanzada tecnológicamente que las botas más modernas del mercado”. Y si ves jugar a este Barça, si ves lo que sus chicos hacen con el balón en los pies, entiendes a la perfección la explicación del doctor blanco, que contaba que “de 300.000 pacientes escaneados en 3D a micras de precisión, no hemos encontrado aún dos pies iguales”. Dato científico que puede comprobarse en un Barça que va camino del triplete, pues cada uno de sus fenómenos tiene una manera de jugar, de caminar, de correr, de driblar, de centrar, de asistir, de golear única.

Otro partido sin perder

Anoche se demostró, en efecto, que el equipo que había tenido mala suerte en el sorteo copero de semifinales había sido el Valencia, el mismo que aspiraba a conseguir el objetivo prioritario de una temporada que, ahora, se le empieza a complicar. Jugar, a día de hoy, contra el Barça, que sigue acumulando partidos invicto, es comprar un billete para la derrota. Por tiene, sin duda, los mejores pies de la Liga, de la Copa y, probablemente, de la Champions. Todo se verá.

0 Comentarios
cargando