Ir a contenido

IDEAS

Segunda oportunidad

Óscar López

Varios son los temas que Patricio Pron aborda en su excelente libro de relatos, 'Lo que está y no se usa nos fulminará' (Literatura Random House), como el de las segundas oportunidades. La lista de novelas que abordan esta cuestión es interminable. Pero lo que ahora me interesa es destacar el derecho de muchas obras a que sean rescatadas de la tiranía novedosa del mercado. Recuerdo las reflexiones que a este respecto hace Edmundo Paz Soldán en 'Segundas oportunidades' (UDP) donde revisita autores que el canon ha dejado de lado por diversos motivos y que para él son imprescindibles como Clarice Lispector, Daniel Sada o Félix Romeo.

Hoy la novedad puede con todo, también con la literatura, aunque hay editoriales que intentan recuperar novelas, en algunos casos, ofreciéndolas casi como si fueran estrenos: 'Muerte con pingüino' (Blackie Books) de Andrei Kurkov, 'Mis rincones oscuros' (Literatura Random House) de James Ellroy o 'Una noche con Sabrina Love' (Libros del Asteroide) de Pedro Mairal aparecieron hace años pero para algunos lectores serán primicias. Y no importa que así sea, cuestiones picarescas al margen, porque de lo que se trata es de regalarle una segunda oportunidad a la obra que lo merece.

Un amigo me dijo ante mi primer viaje a Nueva York, que lo que envidiaba más que el viaje en sí, era  lo que yo sentiría al pisar por primera vez aquella mítica ciudad. Por eso me atrevo a proponerles que, si es posible, dejen que les envidie cuando le den una segunda oportunidad, por ejemplo, a 'Lágrimas negras' de José Julio Perlado, 'Piedad' de Manuel Mena, o la exótica 'Karu Kinká' de Bartolomé Soler, por citar algunos títulos. Ya sé que alguno dirá que Soler es un escritor falangista, pero volviendo a Patricio Pron, en su magnífico primer relato plantea la cuestión de si debemos separar vida personal y profesional de aquellos escritores que nos gustan. Podemos abrir un interesante debate al respecto, pero igual llegaríamos a la conclusión de que si dejáramos de leer a aquellos autores que admiramos porque a veces se han pasado al lado oscuro, el panorama literario sería un solar y las segundas oportunidades un sinsentido.

Temas: Libros

0 Comentarios
cargando