Ir a contenido

tú y yo somos tres

Buenafuente/Puigdemont y Pérez/Rajoy, en el programa Late motiv (Movistar+).

'President loco', un bolero actual

Ferran Monegal

Primeras reacciones en los programas de humor sobre los mensajes de Puigdemont al móvil de Comín. En El intermedio (La Sexta), Wyoming gritaba: «¡Arriba ese ánimo, señor Puigdemont, siempre le quedará el programa Supervivientes! Allí hacen un referéndum cada jueves», y Sandra Sabatés señalaba que quizá todo podría ser una estrategia, una filtración interesada: «Leyó los mensajes 50 minutos después de recibirlos, y lo hizo cuando estaba rodeado de cámaras». ¡Ah! Esta pincelada es interesante: esperar 50 minutos y abrir el móvil precisamente cuando eres el centro de atención de las cámaras no parece un arrebato de discreción. En Late motiv (#0, Movistar+), Buenafuente salió disfrazado de Puigdemont y, con un fondo de guitarras, cantaba con Rajoy (Raúl Pérez) aquel bolero que popularizó Machín titulado Corazón loco. Decía Rajoy, entonando: «No te puedo comprender, cómo se pueden querer dos países a la vez y no estar loco». Y el de Bruselas contestaba: «A mí me llaman sin razón president loco», y acto seguido desgranaba una serie de razones intentando avalar su cordura. Al margen de la escenificación, que fue ocurrente, la letra de la canción tenía, francamente, un mordiente escaso. ¡Ah! Todo eso de Catalunya Buenafuente lo suele tocar -cuando lo toca- con papel de fumar. Le pasa lo que a José Mota cuando intenta hacer en TVE-1 algún sarcasmo sobre el Gobierno central: siempre va con el freno de mano activado, y claro, no le sale. En la trinchera del Està passant (TV-3), Toni Soler se detuvo sobre Ana Rosa Quintana. Decía: «Su cara, los periodistas no la olvidaremos nunca, sobre todo porque tardará un millón de años en descomponerse. El bótox no es biodegradable. En eso consiste el periodismo: ¡en chafardear el móvil de los demás!». ¡Ah! Aquí, más que humor sobre los mensajes, lo que había era rabia contra el mensajero que los había enfocado.

En los informativos de la noche del miércoles todas las cadenas (TVE-1, T-5, A-3, La Sexta y Cuatro) abrieron con la noticia y el mensaje: «Los nuestros nos han sacrificado». En el TN vespre (TV-3), en cambio, abrieron exclamando: «¡Carles Puigdemont dice que no se arrugará!». ¡Ah! Comprendámosles: antes que la noticia, había que comenzar animando al personal, no fuera a decaer el procés y su tono muscular. En su papel de cheerleader,TV-3sigue insuperable.

0 Comentarios
cargando