Ir a contenido

tú y yo somos tres

Jorge Verstrynge, en Preguntes freqüents (TV-3).

«Puigdemont teme por su vida»

Ferran Monegal

Contó Jorge Verstrynge el viernes, en Al rojo vivo (La Sexta), que se había entrevistado con Carles Puigdemont en Bruselas y que le había expresado que teme por su vida si vuelve. Dijo Verstrynge exactamente: «No puede volver si no le dan garantías de que no se va a caer por las escaleras. Me dijo 'Ni te imaginas, Jorge, lo fácil que es llevarse a alguien por delante'». No le dio mucho crédito Antonio García Ferreras a estas tenebrosas especulaciones, pero esta relato de Verstrynge, con tintes de crónica negra, gustó en TV-3. Y al día siguiente, sábado, ya le pusieron pista en Preguntes freqüents para que ampliase tan espeluznante sospecha. La amplió, efectivamente. Habló de lo sencillo que podría ser liquidar a Puigdemont en cuanto pise territorio español («Sería fácil caerse desde la planta tercera de un edificio de Justicia, y no se haría la autopsia porque casualmente te habrían incinerado diez minutos después»), y añadió como reflexión de cosecha propia: «Catalunya me recuerda la Holanda ocupada por los nazis en 1940, y el gobierno holandés huyendo a Londres». Una interpretación que añade ese factor masoquista que horroriza y atrae al mismo tiempo a la parroquia porque, aunque sean macabras especulaciones, dibujan al Gobierno español con trazos siniestros y eso siempre funciona en los platós de TV-3. Matizó no obstante Verstrynge un aspecto que me parece interesante resaltar. Habló de que estos tétricos temores no vendrían tanto por una acción criminal del Gobierno español, sino por obra «del Estado que hay dentro del Estado, y que se pudo ver aquí durante los sucesos del 1 de octubre». ¡Ah! Es una pincelada que merece reflexión. Sobre todo viniendo de Verstrynge, politógo de apasionante trayectoria que comenzó siendo el delfín de Fraga Iribarne en Alianza Popular, donde fundó el llamado Club del Sable; afiliado luego al PSOE; más tarde asesor del PCE y de IU; posteriormente supporter destacado de Podemos, y finalmente simpatizante de Marine Le Pen. O sea, que estamos ante una criatura versátil y singular, que ha estado en todos los cenáculos, y que nos advierte de que hay un Estado dentro del Estado que prepara asesinas canalladas en la sombra.

¡Ahh! Tras esta macabra sesión de Preguntes freqüents, TV-3 se mantuvo en la onda tétrica: emitió la película de Steven Seagal Dur de matar.

0 Comentarios
cargando