Ir a contenido

ANÁLISIS

El Betis-barcelona, en la jugada en que se rompió Vermaelen en pugna con Sergio León.

JON NAZCA

Blindados hasta sumar 3.290 millones, y qué

Iosu de la Torre

Blindaje es la palabra de moda en el FC Barcelona de Josep Maria Bartomeu. De los 700 millones en que está tasado Messi a la calderilla por Deloufeu, 20, el presidente ha instalado un escudo antimisiles que debería llevar el rostro de Neymar, que con su fuga a París desató todo.

Un aficionado malvado, próximo a la escuela de los demagogos, sumó la noche del domingo las claúsulas del Barça que se enfrentaba al Betis: 3.290 millones de euros entre el equipo titular y el banquillo. Un aficionado entregado, próximo a la escuela de los devotos, miró a la clasificación: el Madrid a  19 puntos, el Atlético, a 11 y el Valencia, a 14. ¡Eso sí que es estar blindado! ¡Más blindado que el coche de Donald Trump! ¿Alguien duda de que esta Liga es del Barça?

Entre un extremo y otro, el de la demagogia y el de la devoción, se recomienda devolver la pelota al suelo y tratar de saborear las esencias del fútbol. Basta con recuperar la entrevista a Lieke Martens, publicada el sábado 20 de enero en el suplemento 'Más Deporte' (a tiro de clic en la web del diario).

Los mejores valores del fútbol

La mejor futbolista mundial del 2017 explicaba a Marcos López y Joan Domènech los códigos que la han engrandecido como deportista: Querer ganar siempre, mantener la misma pasiónde los inicios, no rendirse nunca, ser fuerte y dura en las ideas, asumir que habrán renuncias personales...

Los mismos valores que, sin duda, han llevado a Sergi Roberto a ser imprescindible en el fútbol sin importar para nada la coraza que le han puesto de los 500 millones.

El demagogo dirá que la conexión Suárez-Messi cuesta 900 millones. El forofo responderá que la exhibición que consolida el liderazgo y la Liga no tiene precio, que está fuera de todos los registros. 3.290 millones en jugadores blindados es una barbaridad que parece no tener remedio mientras no cambie el ecosistema. Este domingo se ha sabido que un colectivo de universidades ha calculado que la corrupción en España cuesta 87.000 millones al año, que,cada contribuyente paga a su costa 500 euros. 

Quien de verdad sorprende es Messi, el personaje, ese que nunca necesitará buscarse las heridas en el espejo de un teléfono móvil. Ante el Betis, volvió a construir una obra de arte de goles tremendos. Con Rakitic luciendo su ramalazo sevillista teñido de rubio nórdico, con Busquets gigantesco y Suárez asesino... y así todo el equipo.

De Boskov a Fernán-Gómez

La hazaña disparó las webs, los 'tuits' y los 'whatsapp', y explotó en las rotativas en busca de un lunes benigno en los quioscos. Rescato a los clásicos. Fútbol es fútbol, sentenció desde su gabardina colombo Vujadin Boskov. La Liga es la Liga, apostilló con su voz atronadora Fernando Fernán-Gómez en un anuncio de cerveza. 

La Liga lo devora todo. Cuántos sabían anoche que Lieke Martens disputó el sábado un amistoso con su selección, la Holanda campeona de Europa, que cayó derrotada ante España (2-0).

Martens, como Messi, nunca se rinde.