Ir a contenido

Ideas

Límite: 48 horas.

Así sí se mira al pasado

Desirée De Fez

Josh y Benny Safdie, cuya brutal 'Good Time' (2017) se estrena este jueves en Netflix, harán el 'remake' de 'Límite: 48 horas' (1982). Luca Guadagnino, director de 'Call Me by Your Name', una de las películas que marcarán este 2018, ha rodado el de 'Suspiria' (1977). Y, si nada se tuerce, Denis Villeneuve pasará de la secuela de 'Blade Runner' (1982) a una nueva versión de 'Dune' (1984). Todo me parece perfecto. No solo porque me gusten ellos (sobre todo los Safdie), ame los filmes que van a revisar y no tenga ningún problema con los 'remakes'. Obviamente, las tres cosas cuentan. Pero lo interesante es que estas películas podrían suponer –o, al menos, invitar a ello– el fin de los 'remakes' (también de las secuelas y otras variaciones) a cargo de directores elegidos a dedo, una de las corrientes más absurdas de las últimas décadas.

En 'Good Time' resuenan 'thrillers' de los 70 y los 80, pero es una obra personal ferozmente conectada a su tiempo

De repente, todo cobra sentido. La elección de autores como estos para actualizar obras del pasado con una identidad tan marcada y tan hijas de sus padres es el mayor de los aciertos. Denota observación por parte del que produce, al menos la necesaria para comprender a los cineastas e intuir los proyectos en los que van a brillar (si eso fuese así siempre, nos habríamos ahorrado mucha película mala). Activa un diálogo prometedor con el pasado, básicamente porque ninguno de esos cuatro directores son carne de remedo y porque pueden contribuir a acabar con esa tendencia tan sobrevalorada de leer los filmes como si fueran setas que brotan de la nada, sin tener en cuenta de dónde vienen y solo ligándolos a la actualidad. Y, lo que más me interesa, son tres futuras películas (salvo la de Guadagnino, las otras son aún proyectos y, por ello, susceptibles de caer en el camino) de las que no tengo dudas de que no serán rancios ejercicios de nostalgia. En 'Good Time' resuenan 'thrillers' de los 70 y los 80 ('Espantapájaros', 'Ladrón', 'Jo, qué noche'), y el acercamiento a los personajes es puro Cassavetes. Y, sin embargo, es a la vez una obra personal ferozmente conectada a su tiempo. Es pasado, presente y futuro. No puedo ni imaginar qué harán los Safdie con 'Límite: 48 horas'.

0 Comentarios
cargando