Ir a contenido

PEQUEÑO OBSERVATORIO

El sabio que insultó a las mujeres

Josep Maria Espinàs

La humanidad evoluciona en todos los ámbitos y la paridad se impone

Leo en EL PERIÓDICO que Islandia prohíbe que las mujeres ganen menos dinero que los hombres. La intención es buena, sin duda, pero para que lo encontrara francamente bien, deberían darme alguna explicación. Por ejemplo, que la igualdad de sueldo corresponda a la igualdad de trabajo y que se analice cada situación concreta. Evidentemente, si una mujer conduce un camión es justo que cobre lo mismo que un hombre que trabaja en las mismas condiciones y circunstancias. No diría lo mismo si el conductor o conductora tuviera que hacer un viaje de miles de kilómetros respecto a otro que solo condujera 200 kilómetros, o que contara con más períodos de descanso. 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Islandia ha impuesto por ley notables multas a quienes no respetan la paridad salarial. Me parece muy bien. Que una determinada labor sea más adecuada para los hombres o para las mujeres es un hecho que no me parece discutible. Todos tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Esto también ocurre, y perdonen la comparación, en el reino animal. Los peces saben nadar pero no pueden caminar. Los árboles crecen pero no saben nadar. La especie humana, en cambio, tiene aptitudes muy diversas. Siglos atrás, los hombres y las mujeres crecían separados por sexos, pero maduraron y compartieron aptitudes y derechos. Y es que la humanidad evoluciona en el ámbito social, el profesional, el creativo, el político...

Hoy, la mujer cuenta y actúa e influye en sociedad. No sé si en los países nórdicos había, tiempo atrás, una sociedad o una literatura abiertamente machista, pero el hecho es que se ha impuesto la paridad. Ha pasado el tiempo de Erasmo, que aun siendo tan sabio, sentenció: "La mujer siempre será mujer, es decir: estúpida". Como disparate, no está mal para un gran pensador.
 

0 Comentarios
cargando