Ir a contenido

tú y yo somos tres

30 años de bruixa en el tren de la bruixa (TV3).

El futuro del 'tren de la bruixa' y el de TV-3

Ferran Monegal

Delicado, emotivo, sensible y hasta poético trabajo el que hemos visto en Sense ficció (TV-3) dedicado al mundo de los feriantes. Esas troupes, la mayoría familiares, que alegran las fiestas de pueblos y ciudades con sus atracciones. Los coches de choque, los caballitos, la noria, la tómbola y, sobre todo, el tren de la bruixa. ¡Ah! Cuánta felicidad y alegría encuentran, montados en estos artefactos, los niños. El documental nos ha mostrado a Juan Carlos, que lleva 30 años haciendo de bruixa. Disfruta con su escoba y su careta, asustando un poco, y en el fondo divirtiendo, al personal infantil. Decía Juan Carlos, con indisimulada satisfacción: «Haciendo de bruja ligo mucho. Ni yo me lo explico. Parece que a las mujeres la careta les llama la atención. En unas fiestas de un pueblo llegué a tener tres. Y un año en Berga una chica, que sabía que yo era la bruja, me vino a buscar». ¡Ahh!Es lo que tiene ser artista:provoca una apasionada e irrefrenable atracción. Al margen de estas alegrías, en el documental nos hablaron también de la crisis. Los feriantes decían: «Los gastos no paran de subir, y desde el 2006 los ingresos no han parado de bajar». O sea, que su futuro es incierto. Algunos temen que desaparezca su oficio.

Es curioso, pocos días después de esta alerta del Sense ficció, Vicent Sanchis, director de TV-3, lanzó desde Els matins de Catalunya Ràdio otra alerta más tremenda todavía. Resulta que Hacienda reclama a las teles públicas que paguen el impuesto por las subvenciones recibidas. El caso de TV-3 es seguramente el más abultado de todo el telehipódromoConcretamente 168 millones de euros en concepto de IVA. Y exclamaba Sanchis, señalando una especie de conxorxa maligna del PP, PSOE, C's y hasta «algunos» del PSC: «¡Es un mísil dirigido a la línea de flotación de los medios de comunicación de la Generalitat! (..) ¡A partir de junio no está garantizada la continuidad de nada! (..) ¡Pero los del 155 no se pueden salir con la suya!». ¡Ah! Parece tremendo, sí. Hombre, con las cuentas de la Generalitat intervenidas debe ser, en efecto, más complicado engrasar con partidas extra de dinero público la fabulosa maquinaria de la seva. No obstante, y sin pretender ser adivino, yo creo que se arreglará antes lo de TV-3 que lo del tren de la bruixa. Sin los animadores y cheerleaders de Sant Joan Despí, los caballitos nunca llegarán a Ítaca.

0 Comentarios
cargando