Ir a contenido

Análisis

Donald Trump y Steve Bannon.

AFP

Trump y Bannon, duelo de titanes

Rosa Massagué

No es solo lo que dice el libro lo que pone nervioso al presidente de EEUU, sino la constatación de que a la larga su exasesor puede ser peligroso

El 2018 iba a ser el año en que, después de los desmanes políticos, diplomáticos, mediáticos y sociales protagonizados por Donald Trump en sus primeros casi 12 meses como inquilino de la Casa Blanca, el 45º presidente de Estados Unidos asumiría un tono más sosegado, más de estadista, en sus relaciones con el mundo. No se ha consumido ni siquiera la primera semana del nuevo año y el magnate está acelerando el deslizarse por una pendiente de indignidad impropia del cargo.

Las relaciones de Trump con el mundo son ahora mismo las que guiaban a los protagonistas de ‘Duelo de titanes’, a los pistoleros de O.K. Corral. Los exabruptos a distancia con el líder de Corea del Norte podrían ser invento de guionistas. El último: “Mi botón nuclear es mucho más grande y poderoso que el suyo”, es decir, que el de Kim Jong-un. Aquí no hay pistolas, pero hay armas nucleares y no es ficción. Es realidad.

Amenaza chusquera

La misma actitud rige con la ONU y con todo lo que huela a multilateralismo aunque sea a costa de dilapidar años de relaciones y de trabajos. Si grave es el anuncio de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, también lo es la amenaza chusquera a la Autoridad Nacional Palestina. “Pagamos a los palestinos cientos de millones de dólares al año y no obtenemos aprecio ni respeto. Ni siquiera quieren negociar un tratado de paz con Israel”, les espetó nada más empezar el 2018 obviando que EEUU facilita muchísima más ayuda a su aliado Israel, que es quien se niega a sentarse a negociar.

Lo que podría ser un guión cinematográfico llega a su cénit con el libro ‘Fire and Fury’ (Fuego y furia) y los denodados esfuerzos de la Casa Blanca para impedir su publicación el próximo martes. Las declaraciones de Steve Bannon, quien fue su estratega jefe y a quien ahora califica de loco, contenidas en el libro parecen ser dinamita y un ajuste de cuentas. Por lo poco que ha trascendido, lo que ha enfurecido a Trump es la consideración de traición y acto antipatriótico de la comprometedora reunión que mantuvieron personas de su entorno más inmediato, como su hijo y su yerno, con una abogada rusa próxima a Vladimir Putin. ¡Ay la conexión rusa, siempre sobrevolando la Casa Blanca!

Elecciones a la vista

Pero no es solo lo que dice el libro lo que pone nervioso al presidente. Es la constatación de que a la larga Bannon, fuera del entorno presidencial, puede resultar peligroso. Ambos fueron los artífices de la deriva populista del entonces candidato y ahora presidente, y ambos están empeñados en cambiar de arriba abajo el Partido Republicano y el modo de hacerlo es aupando candidatos que comulgan con el populismo más descarnado. Hay elecciones en noviembre, las de mitad de mandato, y el duelo está en quién de los dos consigue ser el artífice del cambio.

En ‘Duelo de titanes’ el alguacil Wyatt Earp le decía al vaquero Billy Clanton: “He aprendido una norma sobre los pistoleros. Siempre hay un hombre más rápido que tú sacando la pistola, y cuanto más usas el arma, más pronto vas a tropezar con él”. Y esto, amigos y amigas, es la política en la era Trump.

0 Comentarios
cargando