Ir a contenido

Análisis

Tienda Imaginarium de Barcelona.

JOAN PUIG

Y el mejor regalo de Reyes es...

Amparo Tomé

Hay que ayudar a los niños a escribir la carta de peticiones e incluir no más de tres objetos


Acabamos de celebrar las fiestas de Navidad con comidas, cenas y miles de regalos que ha traído el Papá Noel, o el Olentzero en Euskadi, el Caga Tió en Catalunya o el Apalpador en Galicia y aún faltan más juguetes que dejarán los Reyes Magos

A veces, nos preguntamos, cuántos regalos debemos hacerles a nuestras hijas e hijos. Debemos atender solo a  los deseos expresados en la carta que escriben a 'sus majestades' o es el dinero el que marcará qué y cuántos juguetes han de recibir de acuerdo a sus edades, habilidades y sexo.

Creo que lo razonable es explicarles a nuestros hijos e hijas que les vais a ayudar a escribir la carta para que puedan elegir bien los regalos.  Cread un ambiente relajado, vais a iniciar un hábito que ha de serviros a lo largo de muchos años. Sabemos que romper hábitos, deshacer o desmontar privilegios cuesta trabajo y dolor. Habladles con mucha tranquilidad de aquello que pueden y deben pedir y ayudadles en la elección de los tres regalos que son los que recibirán. Tres y no más. El primer año será difícil pero acabará siendo un hábito saludable para todos. 

Ilusión y necesidad

Los regalos pueden ser una lectura,  un juguete que sugerimos sea educativo para estimular las áreas de conocimiento o  les potencie la creatividad, la curiosidad y, por último, algo que les haga ilusión pero que necesiten, pensemos en alguna prenda de vestir, material escolar, un instrumento musical... Los bebés de hasta seis meses necesitan juguetes que les estimulen sensorialmente. Entre los 6 meses y 2 años, etapa en la que se desarrolla la movilidad, las criaturas empiezan a gatear, a moverse, a explorar…, los juguetes han de facilitar cómo descubrir su entorno, también usar cuentos con música o texturas diferentes. 

Entre los 3 y 5 años adquirimos el control del lenguaje y también son conscientes de la pertenencia al género; los niños y las niñas aprenden lo que es ser niños y ser niñas. Es importante romper con estereotipos marcados en los juguetes; los balones, coches, juegos de lógica…., o las cocinas, muñecas, maquillajes.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

No reproduzcamos los comportamientos en que las niñas se visten de hadas, princesas, roles que Walt Disney invita a las niñas a ser bellas, frágiles, temerosas o brujas malvadas…   Mientras que los niños  se visten de guerreros o de príncipes aventureros, demostrando siempre  fuerza, valor, honor y gallardía. Cuidado, no les hacemos ningún favor a los niños regalándoles pistolas, cascos de guerreros galácticos que les cubren la cara para no ver el dolor o el miedo en la cara del enemigo, necesitamos trabajar el cuidado, la dulzura, la empatía, la compasión en los niños. Al igual que las niñas han de aprender que la belleza es efímera, que su formación intelectual, fortaleza y dominio corporal, aprendizajes en toma de decisiones y el esfuerzo serán siempre importantes.

Conocer el cuerpo

Entre los 6 y 9 años se adquiere la fuerza corpórea. Los  juguetes les han de ayudar a liberar sus tensiones y favorecer el conocimiento del  cuerpo. A partir de los 9 años se recomiendan juegos que les permitan ejercer el rol propio en aquellas actividades relacionadas con los oficios, la investigación, la música, los microscopios o telescopios, el modelismo o el coleccionismo... 

Y en la adolescencia suele desaparecer la necesidad de jugar. Suelen buscar la identidad. Sus gustos son más tecnológicos, sus deseos  están marcados por las modas y el consumo. En esta edad suelen darse las primeras relaciones amorosas. Asunto controvertido porque no existe educación sexual en nuestro país y las informaciones que incorporan los y las adolescentes suelen venir de la pornografía por lo que sus actitudes son erróneas y violentas.

Jugar, interaccionar, hablar y dar a nuestros hijos e hijas herramientas para que sean capaces de dirigir autónomamente sus vidas resulta el mejor regalo de Reyes posible. 
 

0 Comentarios
cargando