Ir a contenido

Editorial

La injusta reforma fiscal de Trump

La factura del nuevo plan impositivo recaerá sobre los planes de ayuda social a las capas más vulnerables

Trump saluda al salir del Congreso tras asistir a una reunión de republicanos, el 16 de noviembre, en Washington.

Trump saluda al salir del Congreso tras asistir a una reunión de republicanos, el 16 de noviembre, en Washington. / AFP / ALEX WONG


El presidente de EEUU recibirá del Congreso su mejor regalo de Navidad: la mayoría republicana en las dos cámaras del Congreso se disponía a aprobar en la madrugada de hoy la reforma fiscal de Donald Trump, que implica la mayor bajada de impuestos para grandes fortunas y multinacionales de los últimos 30 años. Tras la humillación que significó para el magnate no desactivar el sistema sanitario de Obama (el Obamacare), sacar adelante el nuevo plan impositivo se había convertidopara él en una apuesta decisiva.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Inspirada en los principios neoliberales básicos que aplicó en su día Ronald Reagan para salir de la gran recesión de los 80, la reforma que el Partido Republicano apoya servirá para agrandar la brecha de la desigualdad económica en EEUU, que se encuentra a unos niveles semejantes a los que existieron en los años 20 del siglo pasado, poco antes del estallido de la Gran Depresión. Con el nuevo sistema, el 10% de las rentas más bajas recibirán en el 2019 una rebaja fiscal de 50 dólares, mientras que el 1% más rico del país verá cómo sus impuestos se reducen en 34.000 dólares. Con su aprobación, Trump cumplirá una de sus promesas estrella y contentará sobre todo a las élites que le ayudaron en la carrera a la Casa Blanca. La factura de la reforma, que implicará un recorte millonario en los presupuestos públicos, recaerá sobre los planesde ayuda a las capas sociales más vulnerables. La receta del neoliberalismo es tan vieja como injusta.
 

0 Comentarios
cargando