Ir a contenido

Una red libre y neutral

Lourdes Muñoz Santamaria

Europa debe pasar a liderar los derechos digitales, abandonando su papel vacilante de los últimos años

Hasta ayer era ciberoptimista. Pero si la Neutralidad de la Red que Trump ha revocado para EEUU se extiende a todo el mundo, ya no podré serlo. Acabar con la neutralidad de la red significa acabar con su esencia y con todas sus potencialidades de creación e innovación distribuida. "Abolir la neutralidad de la red es una amenaza para el internet que con tanto esfuerzo hemos creado", recoge la carta de los pioneros de internet. Y es que EEUU pretende dejar las reglas de internet, de ese espacio público y económico, en manos de las operadores de telecomunicaciones

Carmina Crusafon

Profesora de la Universitat Autònoma de Barcelona.

Las reglas de acceso a la red determinan, por ejemplo, las oportunidades reales de acceso a la información de las personas, las condiciones para desarrollar una verdadera sociedad del conocimiento o las opciones para que internet siga siendo un espacio de innovación abierto. Quienes defendemos el principio de 'net neutrality', que es el 'estatu quo' del funcionamiento de circulación del tráfico en la red, lo hacemos para que internet siga siendo una plataforma abierta y equitativa. En las comunicaciones físicas, tener un Mercedes o un Ford Fiesta no te limita para circular por una carretera. Cada persona, en cada trayecto, decide libremente por dónde circular y sin restricciones. Las normas de tráfico las dictan los gobiernos, no las concesionarias, que no pueden decidir qué marcas de coches circulan por sus tramos.

Principio de equidad

¿Qué implica la neutralidad en la red? Implica que cualquier persona o empresa que utilice internet lo haga desde el principio de equidad y que cada persona decida a qué páginas y servicios quiere acceder a través de todos los dispositivos. ¿Os imagináis que Telefónica pudiera decidir que sus usuarios básicos solo puedan acceder a Facebook y no a Twitter? Cuando Trump lidera los recortes en libertades, el control y la manipulación 'on line' o la pérdida de la neutralidad en la red, Europa debe pasar a liderar los derechos digitales, abandonando su papel vacilante de los últimos años. La neutralidad en la red debe formar parte de los derechos digitales en la sociedad del siglo XXI.

La neutralidad de la red es la libertad de la red. Perder la neutralidad es perder libertad. 

0 Comentarios
cargando