Ir a contenido

Editorial

'Wonder', un ejemplo contra la estigmatización

Una sociedad sanaacepta la des-uniformidad y por no herir los sentimientos de quienes tienen patologías como las fisuras faciales graves

Tres niñas, dos de ellas con el síndrome de Treacher Collins, con el libro Wonder, el pasado abril.

Tres niñas, dos de ellas con el síndrome de Treacher Collins, con el libro Wonder, el pasado abril. / RICARD FADRIQUE

El cine genera muchas veces emociones de cartón-piedra, pero otras sirve para vehicular empatía y solidaridad. Es el caso del filme 'Wonder', estrenado recientemente en España y que se basa en el libro del mismo nombre de la autora estadounidense Raquel Jaramillo Palacio, éxito de  ventas en todo el mundo. A partir de una experiencia personal que la impresionó, Palacio reivindica la aceptación social de los niños con malformaciones faciales severas, y ahora la versión cinematográfica, con Julia Roberts y Owen Wilson como pareja estelar, contribuye a este noble propósito.

El derribo de estigmas y discriminaciones es un objetivo que debe ser compartido por todas las personas con sentido común y sensibilidad, y la normalización social de quienes padecen graves distorsiones físicas del rostro entra plenamente en esa finalidad: el sufrimiento de los niños que sufren esas alteraciones no puede ser aumentado por muestras de desagrado, ni mucho menos de rechazo.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Una sociedad sana, madura y educada se caracteriza por aceptar  la des-uniformidad y por no herir los sentimientos de quienes tienen patologías como las fisuras faciales graves. Y al dato positivo del éxito de 'Wonder' hay que añadir que su estela ha generado un proyecto educativo pionero en el que participan estudiantes de primaria de Vigo y Madrid y universitarios de la UB. El objetivo es, como señala uno de los responsables del plan, establecer que «ninguna diferencia es buena ni mala». Irreprochable.

0 Comentarios
cargando