Ir a contenido

MIRADOR

El sinvergüenza Rufián

Andreu Pujol Mas

Los españolistas tienen una fijación enfermiza con TV3 pese a que ellos no la miran

Hace pocos días, el locutor Javier Cárdenas arrojaba una diatriba contra Gabriel Rufián desde su programa de radio 'Levántate y Cárdenas', acusándole de ser un “caradura” y un “sinvergüenza” por seguir en el Congreso de los Diputados. Según CárdenasRufián es diputado “del Reino de España” y “el tío sigue yendo a Madrid a cobrar”, lo cual parece que considera una incoherencia con el hecho de ser independentista.

Ahora bien, hay un pequeño detalle que el polémico presentador obvia, que es que los catalanes en general y los independentistas en concreto también pagan impuestos y, por lo tanto, son ellos los que abonan el sueldo de sus representantes políticos. Es a ellos a quienes se debe Rufián y no al Reino de España. De hecho, los catalanes en general y los independentistas en concreto también pagan una parte de los más de 40.000 euros que Cárdenas cobra por programa en TVE, sin que esto frene sus fatuas desde una emisora privada de radio.

Ahora que Xavier García Albiol insinúa que la gente que trabaja en TV3 es anormal y ahora que los españolistas tienen una fijación enfermiza con los contenidos de una televisión catalana que ellos no miran, sería bueno ver qué tipo de gente trabaja en la televisión pública del PP. Por ejemplo, podríamos recordar que el Tribunal Constitucional consideró que una entrevista de Cárdenas en 'Crónicas Marcianas' del año 2002 vulneró el derecho al honor y a la propia imagen de una persona con discapacidad mental y física.

Este fue un caso denunciado, pero no era la primera vez que se podía dudar de la utilización en aquel programa de personas con problemas mentales para dedicarse al jolgorio. Curiosamente, Cárdenas antes había hecho el mismo tipo de entrevistas en TV3, en una sección llamada 'Força Cor', dentro del programa 'Força Barça'. Se puede indagar en la hemeroteca tanto como se quiera, que no encontraremos a los partidos españolistas de entonces quejándose de la mala praxis de la televisión pública catalana.

0 Comentarios
cargando