ACTITUDES 'NORMALES'

Nos estamos pasando de la raya

Está muy bien que nos agrade el machista profesor Merlí, un personaje de ficción, pero vamos al mundo real y vemos, por ejemplo, que en un programa de televisión el público aplaude el encarcelamiento de Forcadell

Se lee en minutos
Carme Forcadell, presidenta del Parlament, a su llegada al Tribunal Supremo.

Carme Forcadell, presidenta del Parlament, a su llegada al Tribunal Supremo. / DAVID CASTRO

No sé si conocerán la famosa serie de televisión Dexter. Trata de un asesino en serie. Nos presentan la historia de un niño que muestra sentimientos psicópatas y para que no mate a lo loco, su padre policía le enseña el arte del asesinato sin dejar pistas. Conforme van pasando las temporadas, Dexter no para de matar y el espectador cada vez empatiza más con él. Normalizamos el hecho de que alguien asesine a alguien como si nada. No es grave, es ficción y nos lo podemos permitir. El problema viene cuando pasamos a la realidad. Nos estamos acostumbrando de una forma alarmante a actitudes que no tendrían que ser para nada normales y que son moralmente muy discutibles.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Noticias relacionadas

Está muy bien que nos agrade Dexter Morgan o el machista profesor Merlí, porque son personajes de ficción. Pero luego nos vamos al mundo real y nos damos cuenta de que estamos normalizando cosas como que un partido como el PSC encabezado por un hombre de izquierdas y homosexual ponga es su lista a alguien que se ha declarado abiertamente en contra de los matrimonios gais. O que en un programa de televisión, el público aplauda el encarcelamiento de Carme Forcadell. O que la primera persona condenada en España por asuntos relacionados con los niños robados durante la dictadura sea una mujer que fue bebé robada y que sea condenada a cinco años de cárcel por injuriar a la monja que tramitó su venta. O que en un reality donde se graba absolutamente todo se expulse a un concursante por un presunto delito de abuso sexual y que la Guardia Civil diga que no puede hacer nada porque la víctima no ha denunciado. Y que la chica diga que es que no se acuerda de nada porque iba bebida.

¿No les parece que nos estamos pasando un poco de la raya? ¿Qué le estamos diciendo a las niñas que ven Gran Hermano? Si bebes demasiado, pueden abusar de ti y no pasará nada. Será tu culpa. ¿Y que le estamos diciendo a los niños? Si la chica que te gusta va bebida puedes practicar sexo con ella tranquilamente. ¿Pero esto qué es? No es que nos estemos pasando de la raya, es que ya no hay raya.