Ir a contenido

Editorial

Paraísos fiscales con agujeros

Las nuevas filtraciones de documentos demuestran que no hay guaridas totalmente opacas para evadir impuestos


La nueva filtración masiva de documentos de particulares y empresas de todo el mundo que evaden impuestos mediante la utilización de sociedades offshore, conocida como los papeles del paraíso, abunda en lo que ya destaparon los papeles de Panamá: cómo las élites económicas y políticas de numerosos países practican la hipocresía y la insolidaridad y se valen de la globalización económica y de la libertad de circulación de capitales para incumplir sus obligaciones fiscales mientras exigen a sus conciudadanos el pago de impuestos bajo la amenaza de fuertes multas y sanciones.

La necesidad de que el ciudadano cumpla con sus obligaciones tributarias es esencial para el buen funcionamiento de la economía, la redistribución de la renta y la financiación de los gastos sociales del Estado del bienestar. Los primeros que deben contribuir a las haciendas de sus países son los que más tienen, pero son estas élites precisamente las que gozan de dinero, influencia y capacidad para montar a través de prestigiosos despachos las estructuras que les permiten evadir impuestos.

En esta última filtración, que alcanza las espeluznantes cifras de 13,4 millones de documentos de dos grandes despachos  internacionales y de los registros de 19 jurisdicciones opacas, están implicados 120 políticos de todo el mundo, multinacionales como Nike o Apple y unas 600 personas solo en España. En el extranjero figuran desde la reina Isabel de Inglaterra hasta el presidente de Colombia pasando por los cantantes Bono, conocido por sus montajes solidarios, y Madonna. En España, los primeros nombres aparecidos son los del exalcalde de Barcelona Xavier Trias, que niega su relación pero admite que su padre tuvo dinero en Suiza, y el cantante José María Cano (Mecano).

Estas dos grandes filtraciones demuestran, sin embargo, que la opacidad de los paraísos fiscales tiene agujeros y ese es el aspecto positivo de la publicación por 400 periodistas de 96 medios de todo el mundo de los nombres de los evasores. La filtración confirma también las sospechas de las relaciones entre los entornos de Trump y Putin, lo que puede ayudar a desentrañar la influencia de la trama rusa en las elecciones de EEUU. Pese a las promesas de los políticos, los paraísos fiscales no desaparecerán. desgraciadamente, pero, al menos, el trabajo honesto de los medios de comunicación servirá para hacerlos menos opacos.  

Sede de Appleby en Las Bermudas.

Sede de Appleby en Las Bermudas.

0 Comentarios
cargando