Ir a contenido

EDITORIAL

El ataque de Manhattan y la xenofobia de Trump

No habían pasado ni cuatro horas del atentado, a cargo de un joven radicalizado en EEUU, cuando el presidente relacionó el suceso con la política migratoria

La policía científica busca pruebas en el lugar del atentado.

La policía científica busca pruebas en el lugar del atentado. / AFP / JEWEL SAMAD

El atentado que ha costado la vida a ocho personas en Nueva York –cometido por Sayfullo Saipov, de origen uzbeco, que arrolló con una furgoneta a paseantes y ciclistas en Manhattan– ha desatado de nuevo el furor xenófobo del presidente Donald Trump. No habían pasado ni cuatro horas del ataque cuando Trump relacionó el suceso con la política migratoria, y posteriormente ha acusado directamente a los demócratas de facilitar la entrada de terroristas en el país mediante el sistema de visados que asigna permisos de residencia por sorteo. El presidente aseguró que Saipov había entrado en Estados Unidos mediante ese sistema, dato no confirmado, y anunció que reformará el método para otorgar las autorizaciones por méritos personales.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Sin embargo, el autor del atentado, que gritó «Alá es grande» y dejó una nota en la que juraba lealtad al Estado Islámico, llevaba siete años como residente legal en el país y en su expediente policial solo constaban dos infracciones de tráfico. Saipov se había radicalizado en EEUU, según el gobernador de Nueva York, lo que echa por tierra las acusaciones genéricas de Trump contra la inmigración. La obsesión del presidente con este tema proviene de antes de su acceso a la Casa Blanca y se concretó en sus tres intentos de veto a la entrada de ciudadanos de siete países musulmanes, restricción indiscriminada que no ha podido aún ejecutarse porque, afortunadamente, los tribunales la han paralizado.

0 Comentarios
cargando