Ir a contenido

IDEAS

Fotograma de la película Canción de Nueva York.

Cerca de Roma y de Santander

Albert Espinosa

Artículo 560. Y por fin esta semana que viene comenzaré a caminar, 12 semanas después de mi fractura de fémur. Estoy ansioso por que llegue mañana y vuelva a aprender a caminar nuevamente. No es la primera vez en mi vida. Ya llevo siete nuevos primeros pasos. Cada vez que he probado una nueva pierna ortopédica, he tenido que reaprender.

Cada uno se rompe una cosa, pero se recompone una docena en el proceso de curación

Pero estos nuevos pasos serán muy especiales. Ha sido una época estupenda: la caída me descubrió muchas cosas sobre mí y sobre la gente que me rodea, sobre los que te aprecian, sobre lo que quieres hacer en la vida e incluso sobre los mejores lugares del mundo para que una fractura se cure antes. Cerca de Roma y de Santander, todo consolida mucho más rápido.

Pero quizá me quedo con una frase que me dijo un fisioterapeuta en rehabilitación esta semana... Bueno, casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana.

Tercer puesto. 'La casa de los empeños' (Mega). Me divierte mucho este programa sobre personas que quieren vender objetos y otras personas que casi siempre ven pegas al precio que desean los primeros. Tiene una extraña poesía cada transacción.

Segundo lugar. 'Canción de Nueva York', dirigida por Marc Webb y escrita por Allan Loeb. Una interesante película que supura la esencia de Woody Allen y que busca contar una pequeña historia  de una forma muy especial y con un tempo diferente.

Primera posición. 'Secuencias de una vida', escrito por Bryan Cranston (Ediciones B). Esta biografía rebosa verdad. Es la otra cara del cine, vista por un actor, sobre todas las dificultades que pasó hasta conseguir el éxito desbordante de Breaking bad.

Y lo que me dijo aquel fisioterapeuta que había visto miles de caídas y de fracturas fue: "Dicen que más dura será la caída, pero deberían decir que más bella será la caída... Cada uno se rompe una cosa, pero se recompone una docena en el proceso de curación". Sonrió y me di cuenta de cuánta razón tenía. ¡Feliz domingo, nos vemos de pie! 

0 Comentarios
cargando