Ir a contenido
Francisco Rubio.

Juez o 'troll'

Mónica Marchante

¿En qué cabeza cabe que el juez que preside el Comité de Competición insulte a un diputado votado por los ciudadanos?

Vivimos en plena era digital. En mayor o menor medida, las redes sociales han pasado a formar parte de nuestra vida cotidiana, con sus aristas buenas y malas. Recibimos información al segundo y ese contenido se viraliza en cuestión de minutos. Retuiteamos hasta sin leer porque todo va deprisa, muy deprisa. Vivimos en Facebook y nos fotografiamos para Instagram. Y a veces no somos siquiera conscientes de ello. Y sobre todo, no nos han preparado para una vida de 'Trending Topic'.

Mientras nuestros hijos en los colegios reciben formación sobre el uso correcto de las redes sociales, sobre el acoso escolar en clave digital y sobre cómo protegerse y llevar una vida saludable en redes, asistimos a la paradoja de ver cómo algunos personajes que deberían ser ejemplo y referencia de comportamiento, o al menos así se espera, utilizan las redes como cualquier 'troll' con teclado y cuenta recién estrenada.

El deseo irrefrenable de atizar al personal

¿En qué cabeza cabe que el juez que preside el Comité de Competición de la RFEF insulte a un diputado votado por los ciudadanos, se mofe de las cargas policiales el 1 de octubre o hable de que "nos roban" refiriéndose al mapa de Catalunya? ¿Es necesario insultar a una parte de los ciudadanos catalanes para defender la actuación de Policía y Guardia Civil, si es eso lo que pretendía?

Pero sobre todo, ¿cuál es la pestaña que se activa en el cerebro de alguien con semejante responsabilidad, para que tal deseo irrefrenable de atizar al personal  pase por encima del sentido común?

Llegados a este punto, la lógica (y la responsabilidad más elemental) hace pensar que tras el revuelo que los tuits del señor Rubio habían suscitado, el propio juez de Competición asumiría su "frivolidad" y presentaría su renuncia.

El respaldo de Larrea

Pero no. Es más, el presidente de la RFEF, Juan Luis Larrea, asegura en la SER que ha trasladado a Rubio su "respaldo máximo y total en lo personal y en lo profesional".

El currículum académico y profesional de Francisco Rubio es brillante. Doctor en Derecho por la Universidad de Extremadura y Master en Derecho Deportivo por la Universitat de Lleida, (sí, Lleida) es Magistrado de la Audiencia Provincial de Badajoz y Catedrático de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Badajoz. Ha dirigido multitud de seminarios y conferencias a lo largo de su vida sobre Derecho Deportivo, Relaciones Laborales o Igualdad.

El pudor

Dice el tuitero Rubio en una carta dirigida a los medios tras hacerse públicos sus tuits que siente "compasión y esperanza. Compasión porque no pueden decir lo que piensan y esperanza de que algún día puedan decir lo que sienten y piensan sin miedo a perder audiencias, empleo o la libertad seguridad y sosiego que todos merecemos".

Se me viene a la cabeza el pudor. En la vida hay que elegir a menudo. Le propongo hacerlo, señor Rubio: ¿juez o 'troll'?

0 Comentarios
cargando