Ir a contenido

Dos miradas

Cosas valiosas

Cosas valiosas

Josep Maria Fonalleras

Dice el profesor Esquirol que «el pensamiento político sustantiviza en exceso»


Asisto a una charla del filósofo Josep M. Esquirol en la Butaca Casademont, un foro donde se habla, en medio del embrollo que nos abruma, de teoría política y del futuro que nos espera, una era marcada por el colapso digital y los nuevos modelos de sociedad donde viviremos. Se habla de política, sí, pero no de esa que se parece a un juego de puertas que se abren y se cierran, sino de ideas más genéricas, aplicables, por supuesto, al momento que vivimos, sin citarlo.

Dice el profesor Esquirol que «el pensamiento político sustantiviza en exceso», es decir, utiliza demasiado, y con un tono engolado, los nombres. «Los verbos son más creativos», recalca. Y pone el ejemplo del «poder», el nombre, que se arroga la determinación de lo que es la normalidad y que obra, en su soberanía, de manera omnipotente, por encima de todo. Él reivindica «poder» como verbo, que significa «ser capaz de», asumir la propia determinación y llevarla hasta los límites, «en acciones no violentas». El poder ejerce la retórica, el engaño, como un instrumento de violencia. Tiene la exclusiva. Es entonces cuando la demagogia se convierte en un arma arrojadiza. Al contrario de quien entiende «poder» como posibilidad, no como realización suprema e intocable sino como afán de creación, colectiva, de unas circunstancias políticas que determinan la generación de cosas valiosas.

Esquirol no habla de las horas graves en que vivimos, pero, para muchos, es como si lo hubiera hecho. 

Temas: Filosofía

0 Comentarios
cargando