Ir a contenido

tú y yo somos tres

Josep Borrell, durante su intervención en El intermedio (La Sexta).

Borrell y la 'vendetta' de Sala i Martin

Ferran Monegal

Ha regresado, después de dos años, Josep Borrell a 'El intermedio' (La Sexta) y nos ha ofrecido otra de sus clases magistrales sobre las cuentas y los cuentos de la independencia, parafraseando su famoso libro al respecto. Borrell, un ortodoxo cartesiano, amante de los datos y poco dado a las ensoñaciones, en un momento dado, a la vista del balance de lo que Catalunya da al Estado, y lo que el Estado devuelve, advirtió: "La verdad, la realidad, según los datos de la propia Generalitat, es que Catalunya recibe un punto menos de lo que nos toca. De modo, que un punto es el problema; un problema que no necesita la independencia para ser resuelto", y añadió: "Pero si usted se creyese lo que viene diciendo el señor Junqueras desde hace algunos años, usted probablemente sería independentista, señor Wyoming".

Josep Borrell, durante su entrevista en El intermedio. 

 ¡Ah! Parece, pues, que se ha instalado entre nosotros un inquietante arte nuevo: hoy en día la clave para que un mensaje cuaje entre las masas no es tanto su fiabilidad, sino su insistencia. Estos análisis con datos que viene explicando Borrell intermitentemente en las pocas pistas televisivas a las que tiene acceso siempre provocan irritación en algunos economistas apóstoles del dogma de la insistencia. El más famoso es Xavier Sala i Martin, la rutilante estrella de 'Economia en colors', de TV-3. Esta semana, precisamente. aprovechó su programa para lanzarle a Borrell una perdigonadita, lo que en Sicilia llamarían una 'piccola vendetta'. El pintoresco profesor disertaba acerca de los muchos tramposos y estafadores que pululan por nuestro entorno. Citó casos concretos: Madoff, Gescartera, Foro filatélico, Ruiz Mateos... Naturalmente, ni pío sobre los nostrats estafadores. Su fiel acompañante Tian Riba, intrigado, le preguntó que cómo es posible que la gente se deje timar tan fácilmente. Y el colorista economista contestó: "Hay una teoría que dice que los timados son gente tontita", y añadió con indisimulable sorna: "Pero no puede ser cierto, porque hace poco hemos sabido que a Josep Borrell, un señor que fue ministro, le timaron 150.000 euros", y remachó clavando más el puñalito socarrón: «A uno tan listo como Borrell no le pueden timar, no hombre, no».

¡Ah! Que TV-3 te ponga un programa es estupendo. Sirve para ajustar cuentas y ridiculizar al que se atreve a analizar la verdad que se esconde tras el famoso 'Espanya ens roba'.