tú y yo somos tres

El método Frank para la mamba negra

1
Se lee en minutos
Frank Cuesta con la serpiente (DMax).

Frank Cuesta con la serpiente (DMax).

Acaba de presentarnos Frank Cuesta sus correrías por África en busca de la temible mamba negra ('Wild Frank', DMax). ¡Ah! Se trata de la serpiente más venenosa y temible del planeta. Es letal. Una gota de su veneno puede acabar en pocos segundos con una persona de 150 kilos de peso. Lo más interesante, y aleccionador, de este encuentro entre Frank y la mamba por las estepas de Sudáfrica ha sido el método que ha utilizado para poder aproximarse a ella sin que le muerda. No la ha atacado. Ni la ha golpeado. Simplemente se ha tumbado a su lado, a una pequeña distancia de prudencia, y se ha puesto a piropearla. Le decía: «Qué belleza, qué ojos, qué cuerpo, qué lengua. ¡Estás buena mamba negra, estás muy buena!». Y yo no sé que efecto tuvo en la serpiente esta ristra de piropos, pero lo cierto es que al poco tiempo ya vimos a Frank agarrándola por la cola, jugando con ella, moviéndose alegremente como si estuvieran bailando en la discoteca. O sea, que Frank consiguió enternecer a la mamba negra porque en lugar de tratarla como a una enemiga, se puso a ligar con ella. ¡Ah! Es un método estupendo. Puede parecer extravagante por mi parte que con la que está cayendo sobre Catalunya les esté contando aventuras africanas de serpientes. Tiene su fundamento. Esta fantástica estrategia de seducir al adversario en lugar de pelear con él, es de gran utilidad para el actual momento. Rajoy y Puigdemont deberían ver este capítulo de 'Wild Frank', y aprender su método. Este sistema ha dado siempre muy buenos resultados. La gran Cleopatra, hace más de 2.000 años, lo puso en práctica dos veces. Primero con Julio César, y después con Marco Antonio. En lugar de combatirles se los llevaba a la 'chaise-longue' que había en el 'triclinium' y practicaban el arte del amor en lugar del arte de la guerra. Tomen nota los políticos de hoy.

Fran Cuesta, con la mamba negra, en su programa en el canal DMax.

MADURO Y SUS INTENCIONES.- No se ofenda mi muy querido Jordi Évole, pero la noticia no es que Maduro acepte ser entrevistado por él, sino lo que ha añadido después: «¡Que se venga también el programa 'Zapeando', que siempre lo veo!». ¡Ah! Yo creo que esto es lo que quiere de verdad el presidente de Venezuela. Con la excusa de la entrevista con Évole, quiere que también se trasladen a Caracas Anna Simón y Cristina Pedroche.