Ir a contenido

opinión

Nada es gratis y nada es imposible

Jesús Rivasés

"Nada es gratis" es un blog de economía, "casi siempre en español", como durante tiempo se ha autopresentado, del que ahora son editores Francisco Beltrán (University of Cambridge), José Luis Ferreira (U. Carlos III de Madrid), Libertad González (U Pompeu Fabra), Juan Francisco Gimeno (Banco de España) y Pedro Rey-Biel (Universitat Autónoma de Barcelona). Creado en el 2009, bajo el auspicio de Fedea (Fundación de Estudios de Economía Aplicada, impulsada originariamente por el Banco de España), desde el 2014 es independiente y está gestionado por la Asociación Nada es Gratis, que preside Samuel Bentolila.

Nada es gratis.es es uno de los foros más abiertos, libres y prestigiosos de divulgación y debate económico. Instruye, polemiza, marca tendencia y, a veces, incordia al poder. Sonadas son las broncas de dos antiguos editores, Luis Garicano -ahora responsable económico de Ciudadanos- y Jesús Fernández Villaverde con los Gobiernos de Zapatero y, sobre todo, de Rajoy. El título del blog no fue una ocurrencia feliz, sino que surgió de la idea -acaso poco aceptada- de que, efectivamente, no hay nada gratis y que todo tiene un coste, aunque no sea evidente quien lo paga, como puede ocurrir en el caso de la situación política -y también económica- de Catalunya y de la que tardará en salir.

El jueves 12 de octubre acudieron más empresarios y altos directivos de empresas de Catalunya que nunca a la tradicional recepción en el Palacio Real que ofrecen los Reyes. Desde Josep Oliu hasta Joaquim Gay de Montellà, una larga lista de notables catalanes, con la ausencia -sin duda justificada- de Joan Rosell, presidente de la CEOE, felicitaron al Rey por su mensaje televisado, admitieron sin tapujos su temor por la posible deriva de los acontecimientos en Catalunya y así quizá recogieron el guante lanzado por exministro Josep Borrell, quejoso de que "los que ahora se están yendo deberían haber dicho antes que lo harían, porque de haberlo dicho quizá no estaría ocurriendo esto", una generalización parcial, como todas, porque no contempla las excepciones que ha habido, pero que describe algunas conductas.

En el Palacio Real, en un corrillo, un veterano de la banca, desnudó la verdad de la salida de empresas de Catalunya. Dijo lo que nadie se atreve a decir, pero que lo explica todo, que bancos y empresas trasladan sus sedes porque, aunque muy improbable, remotamente posible, la independencia no les parece imposible, a ellos, a los Fondos de Inversión que tienen como inversores y financiadores y a otros actores económicos. Añadió otro elemento, la casi certeza de que el futuro de Catalunya pasa por un futuro Govern -autonómico en el más probable y mejor de los casos- de cariz radical izquierdista-prerevolucionario. "Y son señales muy malas", remataba rodeado de algún que otro exministro de Felipe González. No, "nada es gratis" y la independencia menos que nada, pero tampoco nada es imposible. La verdad, a veces, es incómoda, pero no por ello menos cierta. 

0 Comentarios
cargando