Ir a contenido

tú y yo somos tres

Ricard Ustrell, Marina Rossell y Jaume Sisa, en el Parc del Laberint.

TV-3, encerronas frecuentes

Ferran Monegal

Nuestro canario flauta Papitu disfruta con el programa 'Preguntes freqüents' (TV-3). Considera que su presentador, Ricard Ustrell, y la productora El Terrat (Buenafuente) han conseguido elevar a categoría el arte de la encerrona. Cada sábado nos ofrecen unas sesiones tan entretenidas como tremendas. Superan de largo los clásicos debates políticos de TV-3 en donde colocan a cuatro de la misma colla y luego ponen a un tonto útil que haga de pintoresco y que acaba siempre hecho fosfatina contra la cuerdas. En 'Preguntes freqüents' invitan a un equidistante, o incluso a un no independentista, o a un tibio con el 'procés', y al acabar el programa le tienen que ingresar directamente en un centro de cirugía ortopédica. Las sesiones más espectaculares que se han visto hasta hoy han sido las de Xavier Nart, Anna Balletbó y Pepe Zaragoza. Primero les hacen un simulacro de entrevista, a cara de perro. Luego les lanzan a los opinadores unidireccionales que tienen por allí dispersos. Después sueltan a Pilar Rahola, que es la fuerza de la naturaleza más colosal que existe hoy en el planeta 'indepe'. Y finalmente, si conviene, también usan al público asistente para que les abronque un poco. ¡Ah! Es una combinación insuperable. Los diseñadores de la escena del 'gladiator' Russell Crowe, atado con cadenas y rodeado de tigres y panteras que salían del suelo, son unos aficionados al lado de 'Preguntes freqüents'.

TV-3, encerronas frecuentes.

Esta semana han invitado a Xavier García Albiol. Hombre, esta paliza tuvo poco mérito. Era un 'punching-ball' perfecto. Le encerraron en el tema de las intolerables cargas policiales del 1 de octubre, y no supo salir de él. El KO flotaba en el ambiente. De los otros invitados, todos de la familia 'indepe', me gustó lo que advirtió mi querido Carod-Rovira. Dijo que si la UE sigue en contra de una Catalunya independiente, "Quizá no hará falta que entremos. Podemos quedar como Suiza o Liechtenstein". Exacto. Lo dije aquí mismo el 19 de septiembre. Catalunya, como paraíso fiscal, sería la pera. El dinero llegaría a raudales. Sería un país cómodo. Ni siquiera haría falta llevar misales a Andorra.

De este programa, la introducción me ha parecido un golpe naíf muy sugestivo. Aparecieron Marina Rossell y Jaume Sisa en el Parc del Laberint. Estaban perdidos. Buscaban una salida y no la encontraban. Y entonces llegó el guía. Era Ustrell.

0 Comentarios
cargando