Ir a contenido

Al contrataque

¡Basta ya! Que hablen. Que escuchen a las miles de personas que protestan en Catalunya, que no son cuatro gatos ni cuatro locos. Que hagan algo productivo. ¿Alguien al volante?

No hace falta ser un Premio Nobel para saber que una carga policial el 1 de octubre en Catalunya no era una idea brillante. Es más, debería ser la última idea ante cualquier circunstancia. Sobre todo, cuando tu intención es que no se celebre un referéndum que finalmente, va y se celebra. De aquella manera, sí. Pero hubo votación, porque no hace falta ser un Premio Nobel para saber que no hay porras que cierren centenares de colegios electorales.

Al final, dan ganas de pedirle a Rajoy que siga como siempre; sin hacer nada. Porque esa carga policial ha desatado la indignación en Catalunya y en otros puntos de España y también el estupor internacional. Y esto hizo que el 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont, pidiera la salida de los agentes de la Guardia Civil y Policía desplegados allí estos días. Horas después, decenas de personas se concentraron ante las puertas de los hoteles de Calella y Pineda de Mar en los que se alojan las fuerzas de seguridad para exigir su marcha.

Esta tensión creciente, como prolegómeno para la huelga general convocada en Catalunya este martes, es inquietante. Puigdemont, que es otro que no se cansa de acertar, ha escrito un tuit poniendo en valor la necesidad de comportarse con civismo. Civismo, según el diccionario: «Comportamiento de la persona que cumple con sus deberes de ciudadano, respeta las leyes y contribuye así al funcionamiento correcto de la sociedad». Puigdemont convocó un referéndum sin respetar la ley. Aprobó sus propias leyes para poder hacerlo. ¿Y él pide civismo a los demás? ¿En serio? ¿Acaso cree todavía que mantiene el control de la calle?

Pirómano por excelencia

Debería saber que si un día llega a dirigir la República independiente de Catalunya se puede encontrar con la misma rebelión ciudadana que ahora alienta y ampara, porque le conviene. ¿Qué hará cuando no le convenga? ¿Qué hará si un día la gente quiere hacer algo que vaya en contra de su legislación? ¿Qué les ordenaría entonces a los Mossos? 

Y en medio de todo esto, ha aparecido el pirómano por excelencia. Rafa Hernando, portavoz del PP en el Congreso, ha dicho que la huelga general del 3 de octubre tenía «un corte nazi» y ha añadido: «Tengo la sensación de que ERC y la CUP desean que haya muertos en Catalunya». ¿Es esto todo lo que tiene que aportar en estos momentos el partido del Gobierno? ¿Consigue algo positivo Hernando con esto?

Por favor, qué horror. ¡Basta ya! Que hablen. Que escuchen a las miles de personas que protestan en Catalunya, que no son cuatro gatos ni cuatro locos. Que hagan algo productivo. Que busquen un acuerdo tranquilizador para todos. Si es que hay alguien al volante que nos saque de esta situación nefasta… ¿Alguien al volante? 

0 Comentarios
cargando