Ir a contenido

Concierto cancelado

Lady Gaga atiende a la prensa durante una conferencia en el Festival de Cine de Toronto, el pasado 8 de septiembre.

AP / VALERIE MACON

Mi querida Lady Gaga

Imma Sust

Si se confirma que esa mujer sufre fibromialgia, ya nos podemos olvidar de sus 'shows' habituales

Me perdí a Michael Jackson, Freddie Mercury y Bowie. Pero no me perdí a MadonnaTina TurnerRaphaelGeorge Moustaki ni a Bruce Springsteen. Claro que lo raro del Boss sería no haberlo visto nunca. En Barcelona ha actuado como mínimo un millón de veces, y una servidora puede presumir de haberle visto más de diez seguro. Ya he perdido la cuenta.  La primera, con 13 años en el Camp Nou de Barcelona. A lo que iba. Cuando murió David Bowie me juré que jamás dejaría pasar la oportunidad de ver a una estrella que admirara. No me emocionan los conciertos de gran formato ni las multitudes, pero este año he decidido ir a ver a dos artistas que me entusiasman. Casualmente, las dos en el Palau Sant Jordi.

¿Pero qué pasa si se cancela un concierto por una gastroenteritis y el otro por una enfermedad crónica grave? Sí, amigos, tenía entradas para ver a Lady Gaga y a Sabina. Soy unA maldita gafe.  Y como todos los fans, estoy triste. Un poco apenada por los artistas,  pero más por mí. No les voy a engañar.

Una reliquia de entrada 

Sabina no me preocupa tanto,  porque ya lo he visto mil veces y creo sinceramente que es inmortal, pero ¿qué pasa con Lady Gaga? ¿Habéis visto alguna actuación suya? Si se confirma que esta mujer padece fibromialgia, ya nos podemos olvidar de los 'shows' a los que nos tiene acostumbrados.  Esta enfermedad es una cosa muy seria. Y a los fans cabreados que reclaman el dinero de las entradas les diría que escondan bien  la suya en una caja fuerte, que igual se convierte en una reliquia como las entradas del último concierto de Michael Jackson.

Mi querida Lady Gaga, espero que te recuperes pronto, y si tu enfermedad te lo permite y estás animada, te pediría que dejaras el baile y que te limitaras a cantar. No eres Madonna, puedes hacerlo. En serio, quiero que vuelvas y escuchar tu maravillosa voz. Quiero verte ni que sea sentada en una silla, tranquilita, en el Palau de la Música. Eso sería maravilloso. Y lo de Sabina, bueno… Fortasec y 'palante'.