Ir a contenido
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su comparencia en la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados.

DAVID CASTRO

Balanzas fiscales para la independencia

Olga Grau

Las nuevas balanzas fiscales de Cristóbal Montoro se han publicado la semana de mayor tensión institucional entre el Estado y Catalunya en toda la historia de la democracia

Las nuevas balanzas fiscales de Cristóbal Montoro se han publicado la semana de mayor tensión institucional entre el Estado y Catalunya en toda la historia de la democracia. El clima de crispación ha hecho que esta vez se destacara desde fuera de Catalunya, mucho más que en otras ocasiones, el saldo fiscal negativo de Madrid con 19.205 millones (casi el 9% del su PIB) frente al de Catalunya que ocupa la segunda posición de la estadística con 9.892 millones. ¿De qué se quejan los catalanes si los madrileños son mucho más solidarios?, se preguntaban los analistas políticos en tertulias justo el día después de que el Parlament aprobara la ley del referéndum e iniciara el trámite de la ley de desconexión con el Estado.

Según la estadística, Madrid es la comunidad en la que sus ciudadanos pagan más tributos que el gasto público retornado. Los autores del estudio, encabezados por el director de Fedea, Ángel de la Fuente, han corregido el efecto capital de Madrid, al territorializar ingresos repartiendo por tercios la imputación del impuesto de sociedades (trabajadores, consumidores y accionistas).

Pero ya desde hace años los técnicos de Hacienda, agrupados en la organización Gestha (nada sospechosos de alimentar el independentismo) han denunciado de forma reiterada que se trata de una corrección parcial que no puede eliminar la potencia del efecto capitalidad.

¿Dónde están los ministerios?¿Y las sedes de grandes compañías como Repsol o Telefónica y otros colosos del Ibex-35? ¿Y las grandes fortunas? ¿Y la mayor capacidad de consumo? En Madrid. Es una variable lo suficientemente importante como para considerar que el déficit atribuido a Madrid está hinchado.

Es en la capital donde están las grandes sedes donde se encuentran los directivos con los salarios más altos. A su vez, la comunidad concentra el mayor número de ricos que, a su vez invierten parte de sus recursos en acciones del Ibex-35, operando como un carrusel que a la larga genera más ingresos para la capital. Los técnicos de Hacienda insisten en que a Madrid se le imputan muchos más ingresos que al resto de comunidades por ser la capital del Estado.

Para lo que sí sirven estas estadísticas de Hacienda es para ver las tendencias. Madrid, Catalunya, Valencia (1.735 millones) y Baleares (1.516 millones) contribuyen por encima de lo que reciben y las otras 13 autonomías reciben más de lo que pagan (entre las que se encuentra Navarra). El melón de la financiación autonómica para ver hasta qué punto unas están extraordinariamente sobrefinanciadas y otras, como denuncia Catalunya, ahogadas, no se ha querido abrir. Esto ha dado alas tanto a la creencia de que ‘Espanya ens roba’ como a la de que los catalanes son unos insolidarios. De aquellos polvos, estos lodos. Que nadie se olvide.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.