Ir a contenido

EDITORIAL

La propuesta de PSOE sobre Catalunya

La iniciativa socialista llega en un momento de crispación creciente y ante el anunciado choque institucional

Pedro Sánchez durante su rueda de prensa en la sede del PSOE en Madrid, en la calle Ferraz.

Pedro Sánchez durante su rueda de prensa en la sede del PSOE en Madrid, en la calle Ferraz. / JOSÉ LUIS ROCA

Conforme a lo que ya había anunciado, que presentaría propuestas sobre Catalunya antes del 1 de octubre si el diálogo entre el Gobierno y la Generalitat no se había iniciado, Pedro Sánchez ha tomado la iniciativa para que el Congreso de los Diputados contribuya a hallar una solución para Catalunya. Para ello, el PSOE registrará el jueves, al día siguiente de que el Parlament apruebe las leyes de «desconexión», la petición de que se cree una comisión de estudio para tratar de la evolución y la modernización del Estado autonómico y del modelo territorial.

La iniciativa se concreta en una comisión de estudio para que así puedan tener presencia todos los grupos, incluido el PDECat, que no tiene representación en la comisión constitucional, que sería el lugar idóneo. La fórmula tiene la ventaja de que en ella caben todos y el inconveniente de que solo es un paso previo a la reforma constitucional que proponen los socialistas para transformar el Estado autonómico en Estado federal.

El anuncio socialista responde a la máxima de que en el conflicto de Catalunya «sin ley no hay salida, pero sin diálogo tampoco». Probablemente llega tarde y, además, lo más seguro es que no podrá ponerse en marcha hasta después del 1-O. Aun así, resulta una buena noticia que el propio Mariano Rajoy haya recibido positivamente la medida de Sánchez y que, incluso, esté dispuesto a abrir la puerta para la creación de la comisión. Ante el reférendum, mientras, el PSOE volvió a apoyar la respuesta que prepara el Gobierno, siempre que sea «mesurada y proporcional», calificativos que Rajoy también usa.

Aunque el PSOE se mostró dispuesto a avanzar sin el PP, Sánchez señaló que prefiere esperar hasta después del 1-O. Intentar un acuerdo sin el PP sería un nuevo error como el que se cometió en la elaboración del Estatut del 2006. En esa comisión, el PSOE presentará su propuesta de la España plurinacional que, desde que se aprobó en el congreso del partido, está sometida a un cruce de acusaciones para desacreditarla.

Lamentablemente, la crispación creciente de la situación política ante el choque institucional que se avecina no augura nada bueno para iniciativas de amplio acuerdo, pero no por eso los partidos deben dejar de intentarlo. En este sentido, hay que aplaudir, incluso desde el escepticismo, la propuesta socialista.

0 Comentarios
cargando