Ir a contenido

LA CLAVE

Periodismo frente a la propaganda

ALBERT BERTRAN

Periodismo frente a la propaganda

Enric Hernàndez

Ante lo visto, oído y leído estos días en algunos medios de comunicación, resulta inevitable rescatar la certera sentencia de George Orwell: "Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que se publique; lo demás son relaciones públicas". Es decir, propaganda.

Desde el jueves, cuando EL PERIÓDICO difundió la fecha y el texto del aviso de la CIA sobre un posible ataque terrorista en la Rambla, Catalunya ha dedicado muchas horas de radio y televisión -tinta, más bien poca- no a aclarar la actuación previa al atentado de todas las fuerzas de seguridad del Estado, incluidos los Mossos d’Esquadra, sino a someter a un juicio sumarísimo a este diario para desacreditar la información que había desvelado. Propaganda oficial disfrazada de lecciones de periodismo.

Conviene recordar que la función democrática de la prensa es arrojar luz sobre la verdad y fiscalizar al poder. Y hoy, dos semanas después del ataque yihadista, la opinión pública conoce cinco datos que hasta ahora las autoridades españolas y catalanas habían mantenido ocultas:

1.- Que el 25 de mayo las fuerzas del Estado y los Mossos recibieron una alerta sobre un posible atentado de Estado Islámico en la Rambla este verano.

2.-Que lo evaluaron por separado y, conjuntamente, acordaron descartarlo por su escasa fiabilidad.

3.-Que la lucha antiterrorista española admite que esa información procedía de la CIA.

4.-Que los Mossos reconocen haber recibido exactamente la misma información que el Estado, y en idéntica fecha, pero sostienen que la suya no procedía de la CIA, sino de otras fuentes no especificadas.

5.-Que el 21 de agosto, cuatro días después del ataque, el mando antiterrorista de EEUU, que coordina entre otras agencias a la CIA, confirmó por escrito a España que el 25 de mayo envió la alerta a los Mossos.

Boicots y amenazas

Estos son los hechos, sin insinuaciones ni juicios de valor. Y la responsabilidad social del periodismo era ponerlos en conocimiento de la opinión pública. Sin reparar en las consecuencias políticas. Molestase más o menos a políticos o uniformados. Pese a las campañas de descrédito, los intentos de boicot e, incluso, las amenazas.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.