Ir a contenido

DOS MIRADAS

Bob Dylan, en una imagen de archivo.

El poeta indolente

Emma Riverola

En un arrebato de timidez, tontería o soberbia, el cantautor convirtió su relación con la Academia sueca en un culebrón mediático

Pocas veces un premio ha sido acogido con tanta displicencia por el ganador y ha desatado críticas y aplausos tan encendidos. Para unos, la elección ha recaído en un genio y es un justo reconocimiento a otras formas de expresión de la literatura, a voces que no se constriñen a los géneros tradicionales. 

Para otros, solo se trata de una boba apuesta de la Academia sueca, que hace un flaco favor a la literatura y a sus autores... Y para Phillip Roth, estadounidense y judío de 84 años, fue la oportunidad perdida (quizá la última) de conseguir un merecido Nobel

Opinión exprés

Dylan y Holly

La cuestión es que el premio fue para Bob  Dylan y, en un arrebato de timidez, tontería, extravagancia o soberbia, el cantautor convirtió su relación con la Academia sueca en un culebrón mediático.

20 citas de internet

De todo lo escrito sobre el tema, la crítica más lacerante llegó de Andrea Pitzer, articulista de la revista 'Slate', que demostró que 20 de las citas que Dylan atribuyó a 'Moby Dick' en su discurso del Nobel no pertenecían a la novela de Herman Melville sino que las había extraído de internet. Concretamente, de la web 'SparkNotes', una suerte de Rincón del Vago que fue creada por alumnos de Harvard. Toda una herramienta para estudiantes… o para premios Nobel indolentes.

En cualquier caso, ahora ya sabemos dónde se encuentran algunas de las respuestas que se lleva el viento. 

0 Comentarios
cargando