Ir a contenido

Editorial

Usuarios liberados del 'roaming'

El abaratamiento de la tarifa aumenta el uso del móviles desde el extranjero lo que hace más difícil desconectar durante las vacaciones

Dos personas manejan sus móviles.

Dos personas manejan sus móviles. / REUTERS / ERIC GAILLARD


La eliminación de los sobrecostes en el uso de la telefonía móvil durante los periodos de itinerancia ha sido una de las decisiones más populares que ha tomado hasta ahora la Comisión Europea. Tras el primer mes de vigencia, se confirma lo absurdo de la anterior regulación y el acierto de la medida: durante julio, el uso de teléfonos móviles por parte de no residentes ha aumentado en torno al 300% en España, según las primeras estimaciones de las operadoras. Este dato corrobora también el temor expresado por el sector en el sentido de que se iba a disparar el consumo, lo cual les obliga a ejecutar nuevas inversiones en la red y a modificar sus políticas tarifarias. Aunque el tráfico entre operadoras quede compensado por el intercambio de usuarios, lo cierto es que el fin de la restricción dispara el consumo global.

Este incremento en el uso de los móviles, especialmente del tráfico de datos, está también en la base de una consecuencia inesperada de la medida adoptada por la UE: el abaratamiento del 'roaming' hace más difícil desconectar durante las vacaciones. El alto precio del uso de los datos actuaba curiosamente como un elemento disuasorio para dejar de lado los servicios de mensajería o de correo electrónico y la interacción en las redes sociales. De manera que la convivencia se ha hecho un poco más compleja. Un fenómeno que nos pone cara a cara con el fondo del problema: lo más efectivo frente a cualquier nueva tecnología o tendencia es el autocontrol de los propios usuarios
 

0 Comentarios
cargando