Ir a contenido

tú y yo somos tres

Risto Mejide entrevistó a Bigote Arrocet en el programa ’All you need is love, o no’, de Tele 5.

MEDIASET

El orgasmo divino de Bigote Arrocet

Ferran Monegal

Vivamente interesado por su vida con la señora CamposRisto Mejide ('All you need is love, o no', Tele 5) le ha preguntado a Bigote Arrocet por sus relaciones sexuales. Concretamente: «¿Cómo se vive el sexo después de los 60?». Y Bigote ha contestado: «¡Con mucha dificultad!». ¡Ah! Este regreso a la entrevista -en lugar de un chester ahora son dos butacas- a Risto le da buenos resultados. Le ayuda a que el programa vaya flotando.

Lo de Bigote estaba cantado. Conversar con él sobre sexo siendo el actual compañero de la Campos, es algo que televisivamente actúa como un anzuelo colosal. Arrocet ha sido muy elegante y no ha entrado en detalles, cosa que le agradecemos una barbaridad, pero se ha explayado en la metafísica del orgasmo. Dijo, con absoluta convicción: «Un orgasmo es lo mismo que estar en presencia de Dios, que es estar en un orgasmo permanente. Él nos manda detallitos chiquititos de orgasmos, como diciéndonos: '¡A mi lado eso lo estaréis sintiendo las 24 horas del día!'».

¡Ah! Es muy virtuosa esta hipótesis del orgasmo entendido como una prolongación de la divinidad. Entronca con Santa Teresa de Jesús y los famosos éxtasis que le sobrevenían en Ávila. La Iglesia huye de la palabra orgasmo. Prefiere usar transverberación. El gran escultor Gian Lorenzo Bernini tomó nota y esculpió un instante de Santa Teresa transverberada, ayudada por un sonriente querubín. A pesar de ser una escultura en mármol, irradia tan abrasadora pasión que algunos cardenales de la época (1647-1651) se asustaron.

La advertencia de Arrocet acerca de que el cielo es como un gran orgasmo individual que se prolonga toda la eternidad, quizá explica por qué en La isla de los mosquitos (Supervivientes) siempre deambulaba en soledad. No se pegó, ni se insultó, ni se peleó con nadie. Iba a su bola. Callaba. Meditaba. Quién sabe si también transverberaba. ¡Ah! Interesante personalidad. Le cabe la honra y el prestigio de que, para el showbusiness televisivo, ha sido un mal concursante.

PATIÑO & CAMPANARIO

La esposa de Jesulín, la señora Campanario ha celebrado en Espejo público (Antena 3 TV) su éxito contra Maria Patiño, a quien el juez ha condenado a pagarle 50.000 euros. Veremos si ahora Tele 5 contraataca y consigue sacar tajada de este litigio, como viene haciendo con el caso Belén & Toño. Quizá esta vez les costará jugar a dos bandas. Aunque en la tele todo es negociable, será dificil convencer a Campanario.