Ir a contenido

Dos miradas

Si la NASA anunciara con datos empíricos que, más allá de la Tierra, hay personas o personajes o entes, la cosa se animaría mucho


Estos días corre el rumor de que la NASA anunciará pronto que hay vida extraterrestre. Escarbas un poco y encuentras lo de siempre: unas cuantas lunas de Saturno, varios exoplanetas con agua subterránea, mensajes indescifrables de las estrellas. Grandes avances científicos, pero nada de vida inteligente. O, simplemente, de vida. Y lo siento, porque si la NASA anunciara con datos empíricos que, más allá de la Tierra, hay personas o personajes o entes, la cosa se animaría mucho. Sería la mayor noticia del siglo y tal vez de todos los siglos, tras la caída de Constantinopla y del invento del táper.

Estos mismos días se ha estrenado el capítulo 8 de la tercera temporada de Twin Peaks. Tiene un cierto aire de Terrence Malick, cuando se envuelve en imágenes de átomos incandescentes y explosiones atómicas, pero nos proporciona material esotérico para un buen rato. Un mendigo monstruoso clama una sentencia bíblica («Este es el agua y este es el pozo. Bebe hasta saciarte y baja; el caballo es el blanco de los ojos y el oscuro en su interior») y todo aquel que la escucha se muere.

David Lynch hace que los extraterrestres (o algo similar) aparezcan en la trama a partir de la evocación del famoso incidente de Roswell de 1947. Con todo, los marcianos ya están aquí. En la ciudad alemana de Kiel, concretamente, que es donde venden billetes legales de 0 euros por el precio de 2,5 euros. No sabemos, sin embargo, si son más marcianos los vendedores o los compradores. 
 

0 Comentarios
cargando