Ir a contenido

La 080 Fashion Week

Desfile de la pasarela 080 celebrado en el Recinte Modernista de Sant Pau, en verano del 2014.

¿Por qué le llaman glamur cuando quieren decir negocio?

Francesc Maristany

La imagen supeficial y efímera de la moda no debe maquillar su aportación a la economía catalana

Se encienden los focos, suena la música y las modelos comienzan a desfilar con estilo frente a una primera fila de celebridades que aplauden con fascinación mientras centenares de fotógrafos disparan sus cámaras. Ha comenzado una nueva edición de la 080 Barcelona Fashion.

La moda precisa de este encanto natural y fascinador que llamamos 'glamur'. Esta imagen de la moda, efímera y superficial, es la más extendida entre el público general, pero es necesario descubrir qué hay tras la pasarela, qué aporta a la economía catalana y qué valores industriales encontramos en las industrias del diseño de Catalunya.

Primero, el producto. Las colecciones que las marcas de moda catalanas presentan a profesionales y medios de comunicación de todo el mundo es un producto que necesita ser ideado por un equipo de diseño, fabricado por personal técnico y comercializado en todo el mundo por personal cualificado. Todo ello genera más de 57.000 puestos de trabajo en la industria de la moda en Cataluña y más de 35.000 empleos adicionales en los puntos de venta, en total casi 100.000 familias catalanas tienen una vinculación profesional con el sector de la moda.      

POTENTE FUENTE DE RIQUEZA

Tras el producto descubrimos a la marca y, tras la marca, a la empresa que la sustenta. En Catalunya existen 2.800 empresas dedicadas a la industria de la moda, mayoritariamente pimes familiares que generan anualmente 15.000 millones de euros (un 8% del PIB de Cataluña). La moda es una potente fuente de riqueza distribuida por todo el país, ayuda a vertebrar el territorio y construye una identidad cultural que ofrecer al mundo.

Las 2.800 empresas del sector generan cada año 15.000 millones,
el 8% del PIB catalán

Y por último, el mercado. Las exportaciones catalanas del sector textil y moda se han duplicado en la última década hasta llegar a los 5.500 millones de euros anuales (un 28% del total de las exportaciones del sector textil y moda en España). Las pequeñas empresas del sector ha realizado un enorme esfuerzo para desarrollar colecciones más internacionales, aprender idiomas y técnicas de comercio internacional para viajar por todo el mundo conquistando nuevos mercados que pudieran compensar la pérdida de mercado interior derivada de la crisis económica, y lo han conseguido: sus productos llegan hoy a consumidores de todo el mundo.            

La pasarela 080 Barcelona Fashion contribuye directamente a impulsar las marcas catalanas, a potenciar su imagen exterior y a generar oportunidad de negocio. Centenares de compradores de todo el mundo visitaran Barcelona esta semana para participar en los desfiles y en las convenciones comerciales de nuestras marcas dejando una huella económica relevante en el sector servicios de Catalunya.       

En definitiva, cuando se apagan los focos y deja de sonar la música, comienza una actividad delirante de miles de profesionales en un esfuerzo de 365 días al año para ofrecer al mundo un producto, unas colecciones y una identidad propia que genera riqueza económica. 

0 Comentarios
cargando